Durante la noche de este viernes hubo una serie de protestas convocadas bajo la consigna “sin lucha no hay dignidad”, en distintos puntos del país.

En respuesta a la crisis social y económica, las manifestaciones se realizaron a través de cacerolazos, cortes de ruta, barricadas y enfrentamientos directos contra los agentes del Estado.

Uno de estos enfrentamientos redundó en el deceso de un joven de 21 años, de nacionalidad haitiana, quien falleció tras recibir disparos en Melipilla.

De acuerdo con la información oficial que entregó Carabineros, estos fueron responsabilidad de los mismos manifestantes e iban dirigidos contra uniformados de esta institución.

El general Enrique Monraz, jefe de zona Metropolitana Oeste de Carabineros, indicó que “mientras se mantenían algunos desórdenes en las proximidades a un supermercado y al peaje de acceso a Melipilla, uno de nuestros drones capta cuando una persona se encontraba lesionada y es atendida por civiles y, posteriormente, ingresado a un taxi”.

“Constituido personal en el hospital de Melipilla, pudo constatar que esta persona habría fallecido producto de impactos balísticos”, agregó al respecto.

Las protestas realizadas por segundo día consecutivo en el país, fueron fuertemente reprimidas por oficiales de Carabineros, quienes utilizando carros lanzaaguas y lanzagases intentaron detener las manifestaciones.

De acuerdo a la versión entregada por esta entidad, fueron 9 las personas detenidas por desórdenes y por no respetar el artículo 318 del Código Penal.

/psg