Quedan solo dos días para el Plebiscito en el que se definirá si se Aprueba o Rechaza el proyecto de nueva Constitución, y el rumbo que el dólar ha tomado hasta ahora se ha convertido en una incógnita.

En el último tiempo, la cotización del billete verde frente al peso chileno ha mostrado una elevada volatilidad, pasando de máximos históricos a una fuerte corrección después de la intervención del Banco Central, que a fines de julio inició una venta por hasta US$25 mil millones en un plazo de casi dos meses y medio.

En efecto, desde que la entidad presidida por Rosanna Costa dio luz verde a la acción cambiaria para controlar el precio de la divisa, en medio de su inédita racha alcista -que en ese entonces llevó al tipo de cambio a alcanzar los $1.046-, la moneda norteamericana ha mostrado un fuerte retroceso, llegando a caer más de un 14% desde mediados de julio, cuando marcó su mayor precio de la historia y subió casi $40 en un día.

Desde otra vereda, las crecientes expectativas de que el proyecto constitucional elaborado por la Convención sea rechazado este domingo impulsó a las acciones chilenas en las semanas previas al referéndum. De hecho, sin contar los retrocesos anotados por la Bolsa de Santiago este jueves y miércoles -e ignorando la tendencia a la baja de los mercados bursátiles globales-, el IPSA -principal indicador de la plaza local- acumulaba siete sesiones consecutivas al alza que lo llevaron a escalar 3,7%.

Pero ahora el mercado se prepara para lo que dicten las urnas el próximo domingo, en un contexto incierto de cara al lunes tras la elección.

Así, ante un eventual triunfo del Apruebo, José Tomás Riveros, analista senior de Capitaria, plantea que el mercado “podría tomarlo como un escenario de mayor incertidumbre, lo que probablemente sea bajista para la bolsa. Además podríamos ver un salto alcista para el precio del dólar en el corto plazo. Donde posiblemente se mantenga la incertidumbre por futuras modificaciones e implementación de la nueva constitución”.

Por su parte, Arturo Frei, gerente general de Renta4, considera que si bien “el mercado tiene internalizado en parte un triunfo del Rechazo” debido a los resultados de las encuestas, inevitablemente “los precios no lo han incorporado del todo porque no hay un ganador que se pueda dar por descontado antes del fin de semana”.

En ese sentido, Frei dice que, de aprobarse la nueva Constitución “esperaríamos nuevas subidas en el dólar y caídas en los mercados de renta fija y renta variable. En este momento los mercados están esperando las elecciones prácticamente en máximos del IPSA aún con ratios precio utilidad que son atractivos”.

A juicio del analista jefe de Admiral Markets, Renato Campos, “todo evento político de esta magnitud evoca y genera eventualmente cambios”, por lo mismo, anticipa que “ante cualquier resultado que obtengamos este domingo 4 de septiembre, los cambios continuarán”.

“Una potencial victoria de la opción Apruebo, ratificaría el rumbo sugerido a partir del Plebiscito de entrada aceptando el nuevo documento y con ello cambios sociales y económicos importantes para Chile, lo que ha sido asumido como un escenario dramático ante la ambigüedad que presentan ciertos puntos y con ello el difícil rumbo y cohesión social”, añadió.

Campos anticipa que “de vencer la opción Apruebo el cruce local podría sugerir avances importantes considerando al dólar como una moneda refugio ante la debilidad extrema que podría presentar el peso chileno, teniendo en cuenta niveles objetivos en torno a $1.000 y $1.060 como primera reacción, la que podría intensificarse durante las jornadas posteriores, sin descartar nuevos máximos históricos que consideren valores en torno a $1.072 /1.100 y $1.128 por dólar”.

El académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca, Rodrigo Saens, se remontó al 15 de noviembre de 2019 para indicar que desde entonces “el peso chileno es una de las monedas que respecto al dólar más se ha depreciado en el mundo. La incertidumbre que ha generado este proceso se ha traducido en una enorme fuga de capitales”.

Mientras que Sergio Tricio, gerente general de Patrimore, afirma que futuros movimientos “dependerá mucho de cómo cierren los mercados esta semana, ya que podrían anticipar un resultado. En los últimos días hemos visto un cierto optimismo a raíz de las encuestas que han seguido manteniendo un diferencial considerable a favor de la opción Rechazo. La razón del optimismo, lejos de celebrar el mantenimiento de la actual Constitución, es que se abriría la puerta a una nueva discusión que corrija muchos de los riesgos que plantea la actual propuesta de nueva Constitución”.

Apuntó que “será muy importante las horas siguientes al Plebiscito respecto al porcentaje final, la postura del Gobierno, los partidos oficialistas y la oposición. Como se encauce un nuevo proceso, será clave en el desempeño de los mercados la próxima semana”. Por lo mismo, Tricio estima que “la opción Apruebo llevaría al dólar a los $1.000 nuevamente y al IPSA a romper los 5.000 puntos”.

¿Y si gana el Rechazo?

Los analistas indican que, de cierta forma, el mercado podría haber internalizado la victoria del Rechazo, en base a los resultados de los últimos sondeos, revelando que dicha opción siguió adelante por un margen considerable. Con todo, las consultas también mostraron que aún había un porcentaje importante de indecisos o personas que afirmaron que no irán a votar, más allá de que esta vez sea obligatorio.

Desde esa perspectiva, Riveros manifestó que de ganar el Rechazo, “el mercado podría tomarlo como un escenario de menor incertidumbre, lo que probablemente sea favorable para la bolsa. Además donde podríamos ver una presión bajista de corto plazo en el precio del dólar”.

En tanto, Tricio, gerente general de Patrimore, dijo que la opción Rechazo “llevaría al IPSA a buscar los 5.800 a 6.000 puntos, mientras que el dólar caería a una banda entre $840 a $860”.

Para el gerente general de Renta 4, la derrota del Apruebo podría provocar “una reacción de mayor cautela ya que aún queda abierta la posibilidad de una nueva Convención”. “Si gana el Rechazo, pensamos que las caídas pueden ser mayores a las subidas si gana el Apruebo, en torno al 8% en la bolsa y más de $50 de devaluación de nuestra moneda”, acotó.

Saens mencionó que “de ganar el Rechazo, deberíamos esperar una caída en el precio del dólar y un aumento en el precio de las acciones, especialmente de aquellas que están más expuestas a cambios en el marco regulatorio debido a un eventual cambio constitucional”.

El académico de la U. de Talca aseguró que “la caída en el precio del dólar del último mes no se debe sólo a la intervención del Banco Central, sino también a que el mercado nos dice que hoy es más probable que se imponga la opción Rechazo. Lo mismo ocurre con el precio de las acciones chilenas, las que más han subido de precio en las últimas semanas son justamente aquellas que de aprobarse la propuesta constitucional estarían más expuestas a un cambio en el marco regulatorio”.

Finalmente, Campos recalcó que “ante una eventual victoria de la opción Rechazo, el ‘status quo’ podría provocar una recuperación transitoria sobre la moneda local, lo que podría traducirse en descensos que permitan ver valores por debajo de los mínimos alcanzados durante agosto, y con ello una extensión bajista que considere valores de apoyo en torno a $850 y $830, mientras que las acciones no debiesen manifestar un cambio mayor tras conocer dicho resultado”.

“La visión podría continuar siendo alcista para el cruce en caso de lograr una victoria el Rechazo, pero este podría tener niveles de resistencia en torno a $870/880 nuevamente”, cerró.

/psg