Hace un par de semanas, la actriz, cantautora, bailarina, productora y empresaria estadounidense de origen puertorriqueño, Jennifer López, se casó con el también actor y productor estadounidense Ben Affleck en Las Vegas.

La pareja de celebridades obtuvo una licencia de matrimonio en el condado de Clark, Nevada, del sábado 16 de julio, y se casaron al día siguiente, el domingo 17, alrededor de la media noche. La boda se llevó a cabo tres meses después de que el actor y la cantante se comprometieron por segunda vez.

“Lo hicimos. El amor es hermoso. El amor es amable. Y resulta que el amor es paciente. Veinte años de paciencia”, escribió ella en la última edición de su sitio “On the JLo”. “Exactamente lo que queríamos. Anoche volamos a Las Vegas, hicimos fila para obtener una licencia con otras cuatro parejas, todos haciendo el mismo viaje a la capital mundial de las bodas. Detrás de nosotros, dos hombres se tomaron de la mano y se abrazaron. En frente de nosotros, una pareja joven que hizo el viaje de tres horas desde Victorville en el segundo cumpleaños de su hija, todos deseábamos lo mismo, para que el mundo nos reconociera como socios y declarar nuestro amor al mundo a través de la antigua y casi símbolo universal del matrimonio”.

Hay que recordar que Affleck y JLo estuvieron comprometidos anteriormente, a principios de la década del año 2000, sin embargo, en aquella ocasión cancelaron su compromiso y tomaron caminos separados. Pero a mediados del año pasado decidieron retomar su romance y comprometerse de nuevo.

Affleck estuvo casado, anteriormente, con la actriz Jennifer Garner. López, por su parte, tiene tres exmaridos: el cantante y actor Marc Anthony, el actor Cris Judd y el actor Ojani Noa. Ella tiene dos hijos mellizos de su relación con Anthony, mientras que él tuvo tres hijos con su exesposa.

Según el sitio de López, apenas llegaron a la pequeña capilla blanca para bodas a media noche, pero el lugar, “graciosamente” permaneció abierto hasta tarde para permitirles tomar fotos en un Cadillac convertible de color rosa que, supuestamente, utilizó en alguna ocasión Elvis Presley.

López también agradeció a la capilla por dejarla cambiar en la sala de descanso, mientras Affleck se vestía en el baño. “Con los mejores testigos que puedas imaginar, un vestido de una película antigua y una chaqueta del armario de Ben, leemos nuestros propios votos en la pequeña capilla y nos entregamos los anillos que usaremos por el resto de nuestras vidas”, continuó López.

“Fue la mejor boda posible que pudimos haber imaginado. Una con la que soñamos hace mucho tiempo y otra que hicimos realidad (ante los ojos del estado, Las Vegas, un descapotable rosa y entre nosotros) por muy, muy largo tiempo”.

Fortuna de Jennifer López y Ben Affleck

Tras su casamiento, López y Affleck se convirtieron en una de las parejas más poderosas de todo el mundo del entretenimiento. Y es que Jennifer López cuenta con una fortuna estimada en USD 400 millones. Esta riqueza proviene, principalmente, de su trabajo como actriz, bailarina y cantante.

Según la revista estadounidense especializada en temas financieros, Forbes, solamente en 2019, López obtuvo USD 55 millones gracias a su gira mundial de conciertos. Según estimaciones del medio especializado, la riqueza de la artista aumentará hasta USD 40 millones por año.

Por su parte, Ben Affleck también ha logrado acumular una gran cantidad de dinero como pago por sus actuaciones en Hollywood. Y es que el actor cuenta con una fortuna estimada en USD 150 millones. Al menos 250 menos que su nueva esposa.

Al juntar ambas fortunas, tienen aproximadamente USD 550 millones para disfrutar como pareja. Los recién casados entran de manera oficial a la lista de los matrimonios más ricos de la industria.

/psg