La Bolsa de Santiago se acopló a la tendencia alcista de los mercados bursátiles globales, que este miércoles cerraron con números verdes tras conocerse la decisión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos de subir en 75 puntos base la tasa rectora de dicho país.

En el cónclave de este miércoles, el banco central norteamericano decidió elevar las tasas de interés en 75 puntos base, hasta un rango objetivo de entre el 2,25% y el 2,50%.

Con esto, la bolsa de Nueva York cerró con una fuerte alza, saludando la determinación de la Reserva Federal (Fed) de subir sus tasas de interés para contener la inflación.

En la campana de cierre, el Dow Jones ganó 1,4%, el tecnológico Nasdaq 4,06% y el S&P 500 2,61%.

Por su parte, el IPSA -principal indicador de la plaza local- escaló 0,99%, hasta los 5.251,39 puntos. Se trata de su mayor nivel desde el 8 de junio de este año (5.277,00).

Entre las acciones más favorecidas de esta jornada, resaltan los papeles de Chile (2,89%), Entel (1,98%), SQM-B (1,72%), y Mallplaza (1,50%).

Por el contrario, las mayores bajas fueron IAM (1,83%), Engie (1,03%), Quiñenco (0,57%), y Falabella (0,50%).

Según Ricardo Consiglio, economista jefe de Zurich AGF, “las bolsas subieron luego del anuncio y el dólar a nivel global se depreció lo que también llevó a una apreciación adicional del peso, que ya lleva una apreciación de casi 15% desde el anuncio de intervención.

“Sin embargo, aún es muy temprano para sacar conclusiones respecto de la trayectoria que tendrá la Fed y si este movimiento generará o no algún cambio en la tendencia del precio de los activos”, agregó.

“De hecho, Powell señaló que la Fed realizará todo lo necesario para que la inflación retorne al 2%. Asimismo, indicó que tener un crecimiento económico por debajo del tendencial puede ser necesario para reducir la inflación”, acotó.

Andrés Pérez, economista jefe de Itaú, apuntó que “el Chairman Powell reconoció la mayor incertidumbre que existe en la coyuntura actual, y en ese sentido, sinceró que habría menos orientación de movimientos futuros en el corto plazo. Futuras alzas serán data dependientes, y tendrán que calibrar la desaceleración suave de la economía junto a un descenso decidido de la inflación”.

/psg