Iker Casillas ha anunciado que cuelga los guantes de forma definitiva. El que fuera portero del Real Madrid, la selección española y el Oporto llevaba alejado de los terrenos de juego desde que sufriera infarto agudo de miocardio en mayo de 2019, pero ha sido ahora cuando ha decidido retirarse del fútbol. “Hoy dejo atrás esos tres palos que me vieron crecer como portero”, anuncia en una emotiva carta que ha compartido en sus redes sociales.

En una extensa misiva, con letra diminuta, el guardameta madrileño se despide de todas las personas que le han acompañado en su carrera deportiva y todas las amistades que se lleva tras haber dedicado su vida a su gran pasión. Dedica una mención especial a su familia, al Real Madrid y al Oporto, donde ha pasado sus últimas temporadas como portero.

“Mi recorrido el mundo del fútbol empezó hace 30 años, ha sido un camino largo y, como todo camino, ha tenido momentos buenos y menos buenos, alegrías, pero también tristezas. En este momento de mi vida, y con perspectiva, puedo decir sin lugar a duda que ha merecido la pena”, empieza el texto del ya exportero.

Iker Casillas con todos los trofeos que ganó con el Real Madrid en 2015
Iker Casillas con todos los trofeos que ganó con el Real Madrid en 2015 (JAVIER SORIANO / AFP)

Casillas recuerda “toda una vida” en el Real Madrid, donde le “educaron” y le “vieron e hicieron crecer”, además de agradecer que le inculcaran “unos valores” que le han definido como persona. Con los blancos vivió su época más dorada como futbolista con un total de 19 títulos, de entre los que destacan cinco ligas y tres Champions League.

Tras su larga estancia en Chamartín, donde el de Móstoles llegó cuando era un niño, Casillas fichó en 2015 por el Oporto, al que agradece su cálida acogida y el haberle enseñado “a ver las cosas desde otro ángulo”. Con el club portugués, al que llevará “en el corazón”, ganó cuatro títulos donde resaltan dos ligas y una Taça de Portugal.

Casillas puso el broche de oro a una trayectoria excepcional con la selección española. El madrileño fue el portero de la Roja y capitán del equipo que conquistó dos Eurocopas y un Mundial. “A los seleccionadores de las diferentes categorías de la Selección Española por convocarme permitirme formar parte del equipo de mi país y alcanzar los mayores triunfos”, agradece Casillas.

Iker Casillas con los trofeos ganados con el Real Madrid.

Iker Casillas con los trofeos ganados con el Real Madrid. (EP)

Más allá de los terrenos de juego, el exportero también tiene palabras para su familia, de la que destaca “los sacrificios” que han hecho para “hacer realidad” sus “deseos”, y a los seguidores que le han apoyado y acompañado. Tampoco se olvida de los amigos por aguantarle “toda una vida”, ni de los compañeros, presidentes de clubs ni de todos los entrenadores “por confiar” en sus aptitudes.

Pero por encima de todo, Casillas da las gracias al fútbol: “Por permitirme formar parte de él, por ser un deporte maravilloso, por permitirme vivir una vida llena de pasión y emociones, por darme momentos de felicidad, por hacerme crecer como deportista y como persona, por darme la oportunidad de conocer y compartir momentos con tantas y tantas personas increíbles. En definitiva, GRACIAS POR DÁRMELO TODO”.

/gap