Universidad de Chile sigue avanzando a pasos agigantados en su puesta a punto para el retorno del fútbol. Sin contagiados y respetando todas las precauciones sanitarias, el plantel de Hernán Caputto ha ido quemando etapas más rápido de lo esperado.

Y ayer se dio un nuevo gran avance ya que el equipo azul incluso empezó a hacer “picados”, con un partido de ensayo de 11 contra 11 en las canchas del CDA, simulando condiciones reales de partido e incluso usando la vestimenta oficial.

¿La buena noticia? El delantero argentino Joaquín Larrivey demostró que no se le ha sacado la pólvora durante el largo receso, anotando dos goles.

También se lució Nicolás Guerrael gran proyecto de Azul Azul y principal candidato a ser su compañero en ofensiva.

A la espera de una fecha definitiva para el regreso del torneo, la U apuesta a mantener la buena senda que traía antes de la suspensión por la pandemia.
/