Hoy concluirán los alegatos de la fiscalía argentina en el juicio por obras públicas que tiene a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner entre los acusados, y se espera que los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola pidan duras penas para la expresidenta, acusada de ser la jefa de una asociación ilícita.

Luciani y Mola señalaron el viernes en su octava audiencia de alegatos que a su juicio está probado que Cristina Kirchner cometió dos delitos: fue la jefa de una asociación ilícita que desde su gobierno (2007-2015) y el de Néstor Kirchner (2003-2007) diseñó un armado ilegal para que el empresario Lázaro Báez se adjudicara obras públicas para la provincia de Santa Cruz durante 12 años que en gran parte no terminó, pero que cobró de manera completa con sobreprecios e incumpliendo normativas, y que así también se defraudó al Estado nacional. El exministro Julio de Vido y los exfuncionarios José López y Nelson Periotti también formarían parte de esta asociación ilícita.

Consultado por el diario La Nación, Luciani dijo que no iba a adelantar el pedido de pena y que lo iba a exponer en la audiencia. Sin embargo, el periódico señaló que el fiscal federal pedirá hoy que la vicepresidenta sea condenada a una pena de prisión de cumplimiento efectivo de entre 10 y 12 años de prisión, según especularon jueces y fiscales federales, aunque otros llevaron esa cifra hasta los 14 años de cárcel, considerando la fama de “duro” del acusador.

Además, Luciani pediría la inhabilitación perpetua de la expresidenta para el ejercicio de cargos públicos y el decomiso de sus bienes por un monto que aún no ha sido revelado. Hoy se conocerá el monto del perjuicio al Estado y allí se establecerán las pretensiones de la fiscalía, indicó el medio MDZ.

No será la primera vez que Luciani pida condenas de inhabilitación, recordó Infobae. Lo hizo en los juicios por corrupción a la exsecretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable Romina Picolotti, al extitular de la Casa de la Moneda, Armando Gostanián, y por la privatización fraudulenta del predio de Tandanor.

Si el tribunal condena a Cristina Kirchner (el veredicto se conocería a fin de año), la pena de prisión efectiva solo se cumpliría si el fallo queda firme tras ser revisado por la Corte Suprema de Justicia, lo cual puede llevar años, indicó La Nación. Lo mismo ocurriría con respecto a una posible inhabilitación para ocupar cargos públicos, con lo cual no tendría problemas para postularse en las elecciones de 2023.

/psg