El fin de semana pasado, el mundo entero quedó conmocionado tras la confirmación de la muerte del legendario presentador estadounidense Larry King, figura instrumental para comprender el “talk-show” de la actualidad y con más de 60 años de trayectoria profesional.

Según había informado en su momento la cadena CNN, King (de 87 años) había sido hospitalizado a principios de noviembre por coronavirus en el Centro Médico Cedars-Sinai, ubicado en Los Angeles.

Su cuadro estaba lejos de ser el ideal: había padecido varios problemas médicos durante años, como graves ataques al corazón y diabetes de tipo 2, así como un cáncer de pulmón en 2017, del que se recuperó tras someterse a una intervención quirúrgica.

Finalmente, el sábado pasado, su cuerpo dijo basta. “Con profunda tristeza, Ora Media anuncia la muerte de nuestro cofundador, anfitrión y amigo Larry King, quien falleció esta mañana a los 87 años en el Cedars-Sinai Medical Center en Los Ángeles”, se informó desde la cuenta personal de Twitter del presentador.

Ahora bien: a pesar de que Julia Alexander (su sexta esposa) le había confirmado a The New York Post que su fallecimiento había sido a causa del coronavirus, Shawn King -su última pareja- dio una versión diferente y confirmó la verdadera causa de la muerte del presentador.

La verdadera causa de la muerta de Larry King

“El nunca se quiso ir, pero su dulce cuerpito estaba con lo justo… Había sido golpeado tantas veces con tantas cosas y una vez que escuchamos la palabra coronavirus, todos nuestros corazones se hundieron”, le contó Shawn King (61 años) a Entertainment Tonight.

Según afirmó, Larry King logró vencer al Covid-19. “Pero esta enfermedad le pasó factura y luego una infección no relacionada finalmente se lo llevó. Pero él no cayó fácilmente”, remarcó. “Fue una infección, la causa de su muerte fue sepsis”, precisó, en relación a las complicaciones que puede sufrir el cuerpo de una persona tras una infección.