La subsecretaria general de la ONU para Asuntos Políticos, Rosemary DiCarlo, aseguró este martes ante el Consejo de Seguridad que los referéndum celebrados en el este de Ucrania por Rusia “no pueden llamarse una expresión genuina de la voluntad popular”.

“Las acciones unilaterales destinadas a proporcionar una apariencia de legitimidad al intento de adquisición (…) de otro Estado por parte de un Estado (…) no pueden considerarse legales según el Derecho Internacional”, afirmó DiCarlo, según un comunicado difundido por la secretaría de Asuntos políticos y de consolidación de la paz de la ONU.

DiCarlo aseguró que los votantes participaron en el referéndum después de que las autoridades rusas en las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporizhzhia los hayan acompañado a punta de pistola a los colegios electorales.

Esos ejercicios, que se han llevado a cabo durante un “conflicto armado activo” en áreas de Ucrania bajo control ruso y “fuera del marco legal y constitucional de Ucrania, no pueden llamarse una expresión genuina de la voluntad popular”, recalcó la subsecretaria.

DiCarlo reprochó a Rusia su retórica “inconsistente” en relación con la declaración sobre la prevención de una guerra nuclear de los cinco estados firmada el pasado 3 de enero de 2022.

“Permítanme reiterar el llamado del Secretario General António Guterres a todos los estados con armas nucleares, incluida Rusia, para que vuelvan a comprometerse con la no utilización y la eliminación progresiva de las armas nucleares”, expresó.

En este sentido, señaló que la ONU sigue “profundamente preocupada” por los informes de continuos ataques cerca de la planta de energía nuclear de Zaporizhzhia e instó a los combatientes a cooperar con la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA).

“Es imperativo que terminen todos los ataques a las instalaciones nucleares y que se restablezca el carácter puramente civil de tales plantas”, subrayó DiCarlo.

Los resultados divulgados este martes por la Comisión Electoral de Rusia sobre los referéndum, con los recuentos ya culminados en la mayoría de los casos, arrojan un apoyo en los cuatro territorios, especialmente en Donetsk, donde se alcanza 98,7 por ciento, según lo informó la agencia de noticias TASS.

En Lugansk el “sí” cosechó 97,93 por ciento; en Zaporizhzhia, 97,81 por ciento; mientras que la región de Jersón ha sido en la que menos apoyo ha recabado la adhesión a Rusia, si bien los votos a favor han sido notablemente superiores, con un 96,75 por ciento.

Las autoridades ucranianas y los gobiernos occidentales no conceden ninguna validez a los referéndums, mientras que Moscú pretende utilizarlos para legitimar su ocupación, como hiciese en 2014 con la península de Crimea. El Kremlin ya ha dejado claro que la hipotética anexión de los cuatro territorios sería rápida.

(Con información de Europa Press)

/psg