El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) aprobó por unanimidad una tercera subida consecutiva de las tasas de interés de 75 puntos base, situándola en un rango objetivo de entre el 3% y el 3,25%, según ha informado este miércoles.

Esto supone el mayor precio del dinero registrado por el país desde enero de 2008, pocos meses antes de que se desencadenara la crisis de ese año con las quiebras de Bear Sterns y Lehman Brothers.

Tras una reunión de dos días, los miembros del FOMC tomaron esta decisión, que será justificada en los próximos minutos por el presidente de la Reserva, Jerome Powell, en una rueda de prensa.

Powell ya había adelantado el pasado julio, cuando anunció la anterior subida, que en septiembre posiblemente se produciría otro “aumento inusualmente grande” de las tasas, un vaticinio que ha ido reafirmando en sus últimos discursos públicos.

En diversos actos públicos en las últimas semanas, ha insistido en la necesidad de que la Fed continúe con una política monetaria restrictiva para bajar los precios y evitar que los ciudadanos acaben acostumbrándose a la alta inflación, que en agosto se situó en el 8,3%.

“Debemos actuar ahora con franqueza, con fuerza, como lo hemos estado haciendo, y debemos seguir haciéndolo hasta que el trabajo esté terminado”, apuntó en una charla reciente.

Esta subida se produce una semana después de conocerse los últimos datos de inflación, que mostraron que, aunque la tasa interanual del IPC cayó dos décimas en agosto, hasta el 8,3%, en términos mensuales los precios subieron una décima respecto a julio.

Unos datos que muestran que, por el momento, la serie de subida de tipos que la Fed lleva implementando desde marzo todavía no está teniendo el deseado impacto en los precios.

En esa línea, el Cómité reiteró su compromiso para devolver la inflación a su objetivo del 2%. “El Comité continuará reduciendo sus tenencias de valores del Tesoro y deuda de agencias y valores respaldados por hipotecas de agencias, como se describe en los Planes para reducir el tamaño del balance de la Reserva Federal que se emitieron en mayo”, indicó en un comunicado.

“Las evaluaciones del Comité tendrán en cuenta una amplia gama de información, incluidas lecturas sobre salud pública, condiciones del mercado laboral, presiones inflacionarias y expectativas de inflación, y desarrollos financieros e internacionales”, añaden.

/psg