La Cámara Nacional de Comercio (CNC) dio a conocer el índice de informalidad en el E-Commerce del segundo trimestre del 2022, información que pone a disposición para identificar y dimensionar el fenómenos digital.

Cuando nos referimos a informalidad, estamos hablando de no cumplir con la regulación correspondiente, tanto en lo que refiere al pago de IVA como a la internación de productos desde el exterior.

En ese sentido, la CNC expuso que del total de transacciones digitales en el sector retail realizadas en el segundo trimestre de 2022, un 12,1% fueron informales, 1 puntos porcentuales (pp) por encima de lo reportado en el primer trimestre y 0,9 pp menor a lo reportado en el segundo cuarto de 2021.

En cuanto al monto gastado, se evidencia que $11 de cada $100 pesos son destinados a la informalidad, en línea con lo reportado en los dos períodos anterior. De esta manera, en el segundo trimestre de este año se estima que en el sector comercio (no incluye T&E y Servicios) se hicieron compras a través de plataformas digitales por un total de US$3.407 millones, 36% menos que en igual período de 2021, de los cuales US$377 millones fueron destinados a compras informales.

Por lo que informan una baja nominal anual en las compras informales, en línea con la caída que tuvo el comercio digital en su totalidad, dada la alta base de comparación que se enfrentaba y la apertura del comercio presencial después de los meses más críticos de la pandemia.

Sin embargo, frente al primer cuarto de este año, se evidencia un incremento de 4% en el monto informal y, si nos comparamos con el primer cuarto de 2020 previo a la pandemia, el monto gastado en compras informales refleja un fuerte incremento de 201%.

Bernardita Silva, gerenta de Estudios de la CNC, indicó que “si bien los niveles de venta del comercio en los canales digitales han caído respecto a los períodos de mayor encierro sanitario, la participación del canal y los niveles de venta quedaron muy por encima de lo que se registraba antes de la pandemia, dando cuenta de la importancia que es para los actores del sector contar con una plataforma de ventas online”.

“Pero esto mismo hizo proliferar enormemente la aparición de nuevos actores, donde muchos venden de manera informal a través de canales digitales, usando principalmente las distintas redes sociales o los marketplaces. Muchos de ellos tienen iniciación de actividades, pero no dan boleta a la hora de concretarse la venta y otros son informales desde su inicio”, agregó.

Del total de las transacciones informales a través de plataformas digitales durante el segundo trimestre del 2022, la categoría de alimentación pasa a ocupar el primer lugar con un 10% de las transacciones, luego comida preparada también con un 10%.

Le siguen mejoramiento del hogar con un 9%, electrohogar, accesorios y regalos, salud y muebles y decoración con un 8% cada uno, seguido por vestuario y cocina y manualidades con un 7% respectivamente.

Alimentación crece fuertemente frente al primer trimestre, pero retoma valores de períodos anteriores. Al comparar con igual trimestre de 2021 las categorías que más suben dentro de las compras informales son mejoramiento del hogar y muebles y decoración y las que más bajan son limpieza y belleza y cuidado personal.

/psg