El Banco Central de Chile informó que el flujo de inversión extranjera directa (IED) recibido entre enero y julio de este año alcanzó los US$13.661 millones. Se trata de una cifra un 9% menor a los registrado en igual periodo de 2021, cuando el IED alcanzó los los US$14.985 millones.

Según InvestChile, la agencia de promoción de la inversión extranjera, esta baja es “circunstancial”, considerando la alta base de comparación -motivada por un flujo inusual de US$ 5.823 millones ingresado en febrero de 2021- relacionada con operaciones específicas de adquisición.

De hecho, la cifra es la tercera más alta para ese período en la serie histórica 2003-2022 y está un 67% por sobre el promedio del último quinquenio (US$ 8.179 millones).

Solo en julio, el flujo alcanzó los US$ 2.144 millones, sobre el promedio de los últimos doce meses, que alcanzó los US$1.161 millones. El componente más importante del flujo de IED en el período fue la reinversión de utilidades, con un registro de US$5.277 millones. Las participaciones en el capital llegó a un monto de US$5.236 millones y los instrumentos de deuda con US$3.147 millones.

La directora de InvestChile, Karla Flores, señaló que los esfuerzos de la agencia se están enfocando en atraer inversión que, además del efecto económico, genere un impacto positivo en la población, privilegiando los proyectos relacionados con energías limpias, tecnología y perfeccionamiento de capital humano.

“Este mes realizaremos una gira de promoción de inversiones en Europa y en diciembre desarrollaremos el VI Foro Internacional InvestChile, dos instancias con las que queremos seguir alentando la llegada de inversión extranjera de calidad a nuestro país”, dijo Flores.

/psg