La Cámara Diputados aprobó el proyecto de ley que agrava las penas al delito de homicidio simple y aumenta requisitos a quienes postulen a la libertad condicional, como exigir una entrevista a las víctimas o a sus familias antes de otorgar el beneficio carcelario, tras el crimen de Ámbar Cornejo.

El proyecto, que pasó al Senado y es producto de cinco iniciativas refundidas, busca ordenar el Código Penal y equilibrar las penas, pues hasta hoy el robo con violencia tiene sanciones más altas que el homicidio simple.

Otras modificaciones que contiene la iniciativa es que se aumentan de cuatro a seis los bimestres en que los condenados deberán tener conducta intachable para postular al beneficio de la libertad condicional.

Además, se releva el informe psicosocial elaborado por el área técnica de Gendarmería y se especifica que será un antecedente calificado al momento de resolver la respectiva solicitud. También, se limita la repostulación al beneficio solo después de transcurrido un año desde que fuese negada.

/gap