El dólar volvió a caer este jueves, y se ubicó por debajo de los $885 tras el sorpresivo salto que anotó el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de agosto, con una variación mensual de 1,2%, mayor a lo esperado por el mercado.

Con ello, la inflación anual en el país alcanzó un preocupante 14,1%, su mayor nivel en 30 años.

Lo anterior llevó al billete verde a cerrar con un retroceso -el segundo consecutivo- de $4,90, en puntas de $880,40 vendedor y $880,10 comprador. Se trata de su menor precio desde el 17 de junio de 2022 ($877,30).

Ricardo Bustamante, jefe de estudios trading de Capitaria, sostuvo que “el dólar muestra retrocesos en la jornada, después de haberse conocido un dato de inflación mayor al esperado en Chile, situación que apoyaría alzas de tasas mayores por parte del Banco Central”.

“Mañana conoceremos comentarios de miembros de la Reserva Federal de EE.UU., donde cualquier visión más alcista para las tasas de interés apoyaría un renovado impulso de la moneda norteamericana a nivel mundial”, agregó. En tanto, Sebastián Espinosa, analista senior de mercados de XTB Latam, dijo que “el mercado sigue confirmando proyecciones de una subida de 75 puntos base en la próxima reunión de la Reserva Federal. Las proyecciones apuntan a una tasa de política monetaria por sobre el 4% en las primeras reuniones del próximo año, en medio de este escenario de persistente inflación a nivel global. En este contexto, el índice del dólar se aprecia, a pesar de las subidas de 75 puntos en Canadá y en Europa, que estaban dentro de las expectativas del mercado”.

“El alza del tipo de cambio durante esta mañana respondió entre otros factores al dato de inflación que en Chile que nuevamente superé las expectativas, registrando un alza de 1,2% mensual y acumulando un 14,1% en los últimos doce meses, algo que el Banco Central pudo ver antes y subió las tasas de interés por sobre lo esperado en la última reunión”, acotó.

/psg