El papa Francisco volvió a pedir hoy oraciones por la “martirizada” Ucrania, “que está sufriendo tanto”, y explicó que el cardenal polaco Konrad Krajewski le ha informado a su regreso del país “de las cosas terribles” que están sucediendo allí.

“Mi pensamiento va a la martirizada Ucrania, que está sufriendo tanto, y a ese pobre pueblo tan cruelmente golpeado”, dijo en un nuevo mensaje de apoyo al final de la audiencia general celebrada en la plaza de San Pedro.

Francisco explicó que esta mañana pudo hablar con el limosnero pontificio, el encargado de las obras de caridad del papa, el cardenal Krajewski, que acaba de llegar de su cuarto viaje a Ucrania para llevar bienes de primera necesidad.

“Me ha contado cosas terribles. Pensemos en Ucrania y oremos por ese pueblo martirizado”, añadió.

El pasado miércoles, el pontífice ya había relatado que el cardenal le informó “de las ferocidades, de las monstruosidades, de los cadáveres torturados que encuentran” en referencia a las fosas comunes en Izyum, donde se encontraron los restos de unas 500 personas y que presenció Krajewski durante su misión, donde también salió ileso de un tiroteo.

En los últimos meses, Francisco nunca ha dejado de expresar su solidaridad con el pueblo ucraniano. El pasado domingo instó a los líderes de las naciones a que tengan “la fuerza de voluntad para encontrar inmediatamente iniciativas eficaces que conduzcan al fin de la guerra”.

“Que María, Reina de la Paz, consuele al pueblo ucraniano y obtenga para los líderes de las naciones la fuerza de voluntad para encontrar inmediatamente iniciativas eficaces que conduzcan al fin de la guerra”, dijo Francisco.

(Con información de EFE)

/psg