Este domingo, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana, anunció que el Gobierno se encuentra en conversaciones con “organizaciones de mujeres, de las ginecólogas, de los colegios profesionales y también con los movimientos feministas, para discutir respecto a un compromiso que tenemos como Gobierno que es el avance de los derechos sexuales y reproductivos”. Luego aclaró que buscarán la despenalización del aborto, más allá de las tres causales que rigen hoy en Chile.

Sobre sus dichos, desde la DC a la UDI han cuestionado las prioridades que tiene el Ejecutivo, ya que esperarían que este ingrese proyectos de ley en relación a urgencias ciudadanas como el costo de la vida y la delincuencia.

Sin embargo, el senador oficialista, Fidel Espinoza (PS), también está de acuerdo con esa opinión. En conversación con EmolTV comentó que el momento para este anuncio le parece “horrible. Cuando los chilenos están esperando que el Gobierno presente proyectos para ayudar a la clase media, las pymes, los sectores vulnerables, que lo están pasando horrible, este no es un tema que le concite mayor interés a la ciudadanía, muy por el contrario, muestran de que una vez más están desviando la agenda”.

El senador, si bien no expresó su postura frente al aborto libre, indicó en el momento que se tenga que votar en el Congreso se “va a saber cómo responde la democracia. Los parlamentarios somos representantes de millones de chileno por lo tanto ahí vamos a ver conocido nuestros votos, nuestras posiciones” agregando que “espero que el Partido Socialista tenga una posición de respeto a la diversidad de opiniones que podamos tener dentro de nuestra propia bancada”.

El anuncio de Orellana se da luego de que Chile Vamos presentara su propuesta de “bordes” para una nueva Constitución, en donde incluía la defensa de la vida.

En ese sentido, el senador socialista aseguró que el aborto fue uno de los temas que “hicieron perder al texto constitucional. Hicieron perder 4 millones de votos”, por lo que, para él, “incorporarlo nuevamente creo que sería poner en riesgo tener una nueva Constitución para Chile”, ya que “nos hace perder 1/3 de los votos de manera inmediata”.

Así, agregó que “lo más democrático es que se establezca en el parlamento un proyecto de esas características que pase por ambas cámaras y se vote como un proyecto de ley cualquiera”.

/psg