El ministro de Hacienda, Mario Marcel, señaló este miércoles que las indicaciones del Ejecutivo a la Reforma Tributaria dadas a conocer ayer implicarán una menor recaudación de 0,5 puntos, es decir, ésta pasará del 4,1% del PIB previsto originalmente a 3,6% del PIB.

Al exponer en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Marcel sostuvo que, sin embargo, se espera que dicha baja sea compensada por un mejor desempeño económico dadas las mayores inversiones que se estiman dadas las nuevas medidas proinversión que contemplan las indicaciones, así como por un menor gasto en intereses por parte del sector público.

De este modo, afirmó, que no se debería impactar el financiamiento del gasto social previsto con la iniciativa.

Al respecto detalló que “sobre el efecto de la menor recaudación producto de las indicaciones sobre los gastos, la respuesta que había dado es que justamente cuando uno ya va a ver el gasto es donde estas compensaciones de las que hablé son relevantes, porque en el fondo eso es lo que va a permitir sostener el nivel de gasto”.

Añadió que ello se dará “ por una composición de financiamiento que va a ser distinta en el margen, porque obviamente los órdenes de magnitud siguen siendo los que conocemos, pero que va a permitir que se siga financiando el aumento de la PGU, el sistema de cuidado, la reducción de listas de espera en los hospitales la infraestructura educacional, todo eso sigue teniendo el financiamiento que se requería”.

Ayer el gobierno presentó una batería de 27 indicaciones dividida en cinco ejes temáticos. Entre los principales aparece que se mantendrá la exención a las viviendas DFL2 para los adultos mayores cuyos ingresos estuvieran hasta el segundo tramo de impuestos a las personas.

También hay cambios en la base y la tasa en tributo a diferimiento de impuestos personales y ajustes en el impuesto al patrimonio.

El proyecto será votado en general por la Comisión de Hacienda el lunes 26 de septiembre.

/psg