Distintos organismos internacionales han recortado sus pronósticos de crecimiento y han alertado sobre una creciente inflación global. Ante este escenario, los principales mercados globales cerraron la jornada con cifras negativas.

La bolsa de Santiago también se tiñó de rojo en una sesión cargada de datos de relevancia a nivel local.

“IPSA tiene una jornada con movimientos bajistas, luego de que ayer se conociera las decisiones de tasas de interés del banco central de Chile. El principal índice nacional cayó cerca de un 1,52%, llegando a los 5.277 puntos. Si continúa las correcciones, podría buscar el soporte cercano a los 5.000 puntos”, dijo José Tomás Riveros de Capitaria.

Hoy se publicó el IPC de mayo y se dio a conocer el IPoM de junio, donde hubo un fuerte ajuste en las estimaciones inflacionarias.

“El ajuste (IPSA) se explicaría en que el mercado incorporaba un alza de la TPM de 0,75% en línea con el anuncio del Banco Central de Chile, pero lo informado en el IPoM donde se da a conocer un escenario de mayor inflación esperada, al subir la estimación desde un 5,6% a un 9,9% a fines de 2022, hacen pensar que el Banco Central debería subir la TPM por sobre el 9,5% que se esperaba como techo”, señaló Guillermo Araya de Renta 4.

Wall Street finalizó la sesión con retrocesos, con la vista puesta en el dato inflacionario de EEUU que se publicará este viernes, y la decisión que tome la Fed en su reunión la próxima semana.

“La mayoría de los mercados accionarios retroceden afectados por las alzas en la inflación y en los precios de las materias primas, reviviendo los temores de que esto provocaría a bancos centrales más agresivos, lo cual ralentizaría la actividad económica en el futuro”, señaló Diego Valda, Consultor Senior de Zurich Chile AGF.

Los mercados europeos también cerraron a la baja, a la espera de la decisión que tome el BCE con respecto a las tasas de interés.

/psg