El dólar cerró con un fuerte impulso este martes, tras conocerse el dato inflacionario de agosto en Estados Unidos, el que estuvo por sobre las expectativas del mercado.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Estados Unidos registró un aumento del 0,1% en el octavo mes del año, frente a julio, según informó el Buró de Estadísticas laborales de Estados Unidos.

En la comparación interanual, la escalada de precios llegó a 8,3% frente a julio de 2021, por sobre lo que estimaban los analistas (+8,1%).

Con esto, el billete verde registró una importante alza de $22,80 -el mayor incremento diario desde el 18 de agosto ($27,00)-, ubicándose en puntas de $919,50 vendedor y $919,20 comprador.

Se trata, además, de su mayor precio desde el 24 de agosto ($920,70).

Ricardo Bustamante, jefe de Estudios de Trading de Capitaria, comentó que “estos datos de precios mayores a las proyecciones presionan aún más a la Reserva Federal (Fed) para mantener un proceso de alzas de tasas más agresiva, generando la apreciación del billete verde de manera generalizada en el mundo”.

“Adicionalmente, este escenario de mayores tasas de interés también impactan a la baja a materias primas ligadas al ciclo económico, presionando fuertemente al cobre, siendo un argumento alcista adicional para la moneda norteamericana en nuestro país”, acotó.

Asimismo, Guillermo Araya, gerente de estudios de Renta4, dijo que “con los datos de inflación en EE.UU., por sobre lo esperado, se confirma un eventual endurecimiento en la política monetaria de la Fed, lo que empuja el dólar al alza”.

“Recordemos que Powell reiteró el jueves pasado que la Fed seguirá priorizando el control de la inflación y con la idea de llevar las tasas a niveles restrictivos de 3,75%-4,00% en 2023. El mercado descontaba +75 pb para la reunión del 21-septiembre”, apuntó.

/psg