El telescopio Víctor Manuel Blanco del Observatorio Interamericano del Cerro de Tololo en Chile captó una imagen donde se aprecia “un par de galaxias en una peculiar danza cósmica”, informó este martes el Laboratorio Nacional de Investigación para la Astronomía Óptica-Infrarroja de la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. (NOIRLab, por sus siglas en inglés).

Las protagonistas de esta fotografía fueron la galaxia espiral barrada NGC 1512 y su vecina de menor tamaño NGC 1510, las cuales se encuentran en un proceso de fusión que se prolonga desde hace 400 millones de años. La corriente de luz que conecta a las dos galaxias fue un indicio de que estaban interactuando gravitacionalmente.

Un espectáculo cósmico a 60 millones de años luz de distancia de la Tierra

La interacción entre NGC 1512 y NGC 1510, que se localizan en la constelación Horologium a unos 60 millones de años luz de distancia de la Tierra, ha repercutido en la formación de nuevas estrellas en ambas galaxias, así como en la distorsión de sus formas.

La imagen fue tomada por la Cámara de Energía Oscura (DECam, por sus siglas en inglés), considerada como “uno de los generadores de imágenes de campo amplio de mayor rendimiento en el mundo”. DECam se encuentra instalada en la parte más alta del telescopio Víctor Manuel Blanco, lo que le permite al DECam recolectar la luz reflejada por el espejo del telescopio, el cual mide cuatro metros de diámetro y está recubierto de aluminio.

Posteriormente, la luz de las estrellas pasa a través de los componentes ópticos internos del DECam, incluido un lente correctivo de cinco elementos, para que finalmente la luz sea capturada por un plano focal compuesto por 62 sensores conocidos como dispositivos de carga acoplada (CCD, por sus siglas en ingles), con el propósito de generar las imágenes detalladas de las dos galaxias.

Por último, el NOIRLAB tiene previsto que ambas galaxias se fusionen para convertirse en una de mayor tamaño, siendo “un claro ejemplo de evolución galáctica”.

/psg