En prisión preventiva quedaron Rolando Villagrán Retamal (55) y Clara González Figueroa (38 ) por la muerte del dentista cubano Reinier Sánchez González (32), cuyo cuerpo fue hallado desmembrado el 3 de agosto en el río Perquilauquén, en la región del Ñuble.

Al respecto, la fiscal Tamara Cuello confirmó que «lo que plantea la Fiscalía es que no solo existe el tráfico de llamados, que es una prueba importante porque posiciona en este viaje de 12 horas (desde Santiago a San Gregorio) a los dos imputados y a la víctima, pero no son los únicos antecedentes con los que cuenta la Fiscalía».

Respecto a las pruebas para inculpar a los sospechosos, quienes trabajaban junto a Sánchez González en un clínica de la comuna de Lampa, la persecutora precisó que «también están los registros de la autopista, las declaraciones de los testigos y la última evidencia que encontramos, que es sangre en el vehículo de la imputada».

Consultada sobre este último antecedente, la fiscal aclaró que aún no se puede determinar si la sangre corresponde a la del dentista asesinado, pero sí «se trata de sangre humana y ahora viene el segundo peritaje para hacer las comparativas de ADN».

¿Más personas involucradas?

En relación a la supuesta culpabilidad de «una pareja embarazada» de Reinier, la fiscal aclaró que «esa afirmación que hace la defensora de Clara (imputada) es falsa. En ninguna parte de la investigación se señala que una de las personas que se relacionaba con Reinier se encontraba embarazada. Ese es un dato que ella interpreta o que saca de algún lugar que no es la carpeta de investigación».

«Nosotros consideramos que, si bien se tienen que hacer las diligencias para descartarlo, entendemos que la investigación que hace la Fiscalía con la Brigada de Homicidios va cerrando opciones y dejando este único camino que es la participación de los imputados», concluyó.

Finalmente, indicó que «se trata de una formalización de homicidio calificado con la agravante de premeditación conocida, teniendo reprochable conducta anterior (y en caso de que los imputados sean declarados culpables), se espera una pena superior a los 15 años».

Causa de muerte

Por su parte, el comisario Francisco Escobar, de la BH de Chillán, precisó que «hasta el momento, con los antecedentes que hemos tenido en el transcurso de la investigación, hemos podido determinar que se debe a un problema de índole sentimental, un triángulo amoroso entre víctima y ambos imputados, sumado a problemas de índole laboral que tenía la víctima en su propio lugar de trabajo, la clínica Punto Dental».

En cuanto a la causa de muerte, recalcó que «está establecido por el Servicio Médico Legal de Chillán como una causa de descuartizamiento».

/psg