Las acciones cerraron a la baja en Wall Street, profundizando las pérdidas de la semana, mientras los bancos centrales de todo el mundo suben los tipos de interés para luchar contra la inflación.

El S&P 500 cayó un 0,8%, el Promedio Industrial Dow Jones cayó aproximadamente la mitad, y el Nasdaq compuesto perdió un 1,4 por ciento.

Los bancos centrales de Europa y Asia aumentaron los tipos un día después de que la Reserva Federal realizara otra gran subida de tipos y señalara que había más en camino. El objetivo es enfriar las economías encareciendo los préstamos.

El rendimiento del Tesoro a 2 años, que tiende a seguir las expectativas de la acción de la Fed, subió significativamente.

Los mercados europeos también terminaron a la baja, con el FTSE 100 de Londres cayendo un 1,1% después de que el Banco de Inglaterra (BoE) aumentara su tasa nuevamente para combatir la inflación y señalara que el Reino Unido entró en recesión en el trimestre actual. El aumento de 0,5 puntos porcentuales del BoE fue menor que el tercer aumento consecutivo de 0,75 puntos de la Reserva Federal de EE. UU.

Asimismo, París retrocedió 1,87%, Fráncfort 1,84%, Madrid 1,24 y Milán de 1,07%.

“Hoy se ha visto otro episodio de caída para los mercados bursátiles en toda Europa y EE. UU., con preocupaciones geopolíticas y económicas que nuevamente lastran los activos de riesgo”, dijo Joshua Mahony, analista senior de mercado de la plataforma de comercio en línea IG. “En una semana dominada por los bancos centrales, siempre iba a ser difícil imaginar un escenario en el que los operadores emergieran con una perspectiva positiva”, agregó.

Los principales bancos centrales del mundo se apresuran a aumentar las tasas para amortiguar los precios al consumidor globales, pero los inversores temen que el aumento de los costos de los préstamos anuncie una recesión.

Suiza y Noruega también impulsaron fuertes aumentos de las tasas de interés el jueves, dos días después de un aumento de gran tamaño en Suecia.

La Fed anunció el miércoles su último aumento de tasas de 0,75 puntos porcentuales, que estuvo acompañado de un sombrío reconocimiento de que contrarrestar la inflación no sería “indoloro”, como dijo el presidente de la Fed, Jerome Powell.

“Lo que impactó ayer a los participantes del mercado es que la Fed, dirigida por el presidente de la Fed, Powell, realmente va en serio ahora al restaurar la estabilidad de precios, y si eso significa un aterrizaje forzoso para la economía, que así sea”, dijo Patrick O’Hare, analista de Briefing.com.

CAE EL EURO

En Asia, Indonesia y Filipinas también endurecieron la política monetaria, pero el Banco de Japón se opuso a la tendencia mundial al mantener su statu quo.

El dólar recortó ganancias después de subir frente a otras monedas importantes tras la decisión de tipos de la Fed.

La libra esterlina cayó brevemente a un nuevo mínimo de 37 años en $1,1212, pero se recuperó después del anuncio del BoE.

El euro tocó un nuevo mínimo del dólar en 20 años de 0,9809 dólares.

El yen, que se ha desplomado debido a la brecha política entre los bancos centrales de EE. UU. y Japón, se recuperó frente al dólar después de que el Ministerio de Finanzas de Japón dijera que intervino en el mercado de divisas.

Los precios del petróleo ampliaron sus ganancias recientes después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunciara una movilización parcial del ejército ruso e hiciera una amenaza velada de usar armas nucleares contra Occidente.

/psg