El acuerdo administrativo para presidir la Cámara de Diputados continúa en la cuerda floja. Ante la incertidumbre del cumplimiento del pacto, este martes el jefe de bancada DC, Eric Aedo, afirmó que desde su sector no están los apoyos para que un militante del Partido Comunista (PC) dirija la testera de la corporación.

“Hoy no están los votos de la bancada de la democracia cristiana, ninguno de los ocho votos, para apoyar a un militante o una militante del Partido Comunista para la presidencia de la Cámara. Eso depende hoy día del Partido Comunista”, expresó el parlamentario.

Es a la diputada comunista Karol Cariola a quien le correspondería presidir la mesa de la directiva en esta oportunidad, según el acuerdo alcanzado en marzo por las bancadas oficialistas, la DC, el Partido Ecologista (PEV), el Partido de la Gente (PDG) e independientes.

Sin embargo, desde la colectividad falangista condicionaron su apoyo a la legisladora, a la espera de que el PC tome distancia de las querellas presentadas en contra el exdirector del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco (exmilitante DC).

Y si bien la misma diputada PC dijo que esas acciones no eran respaldadas por su colectividad, Aedo le ha pedido a la directiva de la tienda, liderada por Guillermo Teillier, un gesto más explícito.

“No aceptamos ni esas querellas ni los dichos que se han vertido sobre él (Micco). Si un partido no es capaz de defender a los suyos entonces el partido no tiene razón de ser”, manifestó al respecto Aedo.

Y de forma más tajante, aseguró que “si el Partido Comunista no toma distancia de los fundamentos de esas querellas, o no toma distancia de lo que han dicho algunos de sus parlamentarios, y no lo dicen públicamente, nosotros no vamos a concurrir con nuestros votos para votar por un candidato del PC”.

La declaración del diputado falangista se dio previo a la reunión que sostuvo a las 12.15 con la ministra de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Ana Lya Uriarte, quien se ha desplegado en conversaciones con diferentes parlamentarios para asegurar que se mantenga el acuerdo administrativo.

Tras el encuentro, la secretaria de Estado realizó un punto de prensa en el Congreso. Uno de los temas que abordó fue justamente el pacto administrativo en la Cámara Baja, momento en que reconoció que sea cual sea el acuerdo que se adopte, este tendrá repercusiones en la agenda legislativa que buscan impulsar.

“Para el Ejecutivo lo que ocurra respecto el pacto administrativo, quien presida la Cámara, quien presida las distintas comisiones tanto en la Cámara como en el Senado, es un tema que nos interesa y que seguimos muy de cerca, porque evidentemente tiene repercusiones respecto de lo que es nuestra tarea legislativa, por lo tanto, estamos muy atentos”, señaló al respecto.

Además, puntualizó que no solo en relación al pacto administrativo ha mantenido conversaciones con todas las fuerzas políticas, pero que “jamás con el ánimo de intervenir”.

“Mantengo efectivamente conversaciones con todas las bancadas, por lo tanto, que no les extrañe que me vean conversando con distintos integrantes de este Parlamento”, enfatizó Uriarte.

/psg