Durante la tarde de este martes 12 de julio, el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Sergio Micco, anunció su dimisión al cargo. Esto, tras la petición de renuncia por parte de los nuevos consejeros y dos antiguos integrantes del organismo tras duras críticas a su gestión luego del estallido social.

“Como públicamente se sabe, en la sesión ordinaria de consejo del INDH realizada el lunes 11 de julio, los consejeros y consejeras Constanza Valdés, Francisco Ugás, Consuelo Contreras, Yerko Ljubetic y Lieta Vivaldi, más el apoyo de Fernando Pairican, quien está a la espera de su nombramiento formal, procedieron a pedirme la renuncia como director de la Institución”, comienza el escrito que envió el abogado democratacristiano a sus colaboradores.

El mandato de Micco terminaba el próximo 29 de julio, a pesar de eso, aseguró: “perdí la confianza de la mayoría del consejo, por lo que procedía presentar mi renuncia al cargo”. Junto con eso, sostuvo que el mismo lunes -día en que se materializó la petición de renuncia- se reunió con la consejera Consuelo Contreras, ex directora del INDH, “para iniciar el proceso de traspaso a la nueva administración”. A ella, por lo demás, le correspondería la subrogancia dada la normativa de la entidad.

Además, señaló que una vez que se concrete la nominación de Fernando Pairican, se convocará a una sesión del consejo para formalizar su renuncia como director del INDH.

Finalmente, Micco agradeció a “quienes a lo largo del país trabajan arduamente en favor de la causa de los derechos humanos tanto dentro como fuera del INDH. Yo continuaré cumpliendo con mis deberes de promotor y protector de los derechos humanos desde donde me corresponda, defendiendo siempre la autonomía y el pluralismo de la institución, con toda la justicia y prudencia que pueda. Mis agradecimientos a los que hacen posible la labor y mandato del INDH”.

Minutos antes de que se hiciera pública la renuncia del abogado a la dirección, su partido, la Democracia Cristiana (DC), le expresó su apoyo ante las peticiones de renuncia. A través de un comunicado, subrayaron “la dilatada trayectoria profesional y académica de don Sergio Micco Aguayo y el rol que éste cumplió en la lucha por recuperar la democracia en tiempos de la dictadura, especialmente desde el frente estudiantil en los años 80″.

“Lamentamos esta crisis institucional, que afecta la imagen de esta organización, la cual debe ser protegida y resguardada por todos los actores de nuestra sociedad”, agregaron en el documento en el que también mostraron su pesar ante el hecho de que “esta petición de renuncia se formule a sólo dos semanas del término de su periodo directivo, lo que más allá de afectar al director, genera un grave daño a la institucionalidad y a la gran labor realizada”.

/gap