Este lunes, el Ministerio de Salud informó 3.854 nuevos casos de Covid-19, lo que configura un aumento de 35% en la última semana, mientras que en los últimos 14 días se registra un incremento de 43%. De hecho, el jueves pasado se informaron 6.201 nuevos contagios, siendo esta la cifra más alta registrada desde el 2 de septiembre.

En cuanto a la positividad, ésta alcanzó un 14,25% a nivel nacional, con 24.495 exámenes de PCR y test de antígeno realizados. En la Región Metropolitana, en tanto, llegó a 17,30%.

En el actual escenario de la pandemia, el académico de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, Mauricio Canals, proyecta que de mantenerse la tendencia y las condiciones, para los primeros días de noviembre los casos diarios a nivel país podrían estar cerca de los 10 mil y en Santiago, alrededor de los cuatro mil. En ese contexto, el experto recalca que “nada es fácil, todavía estamos en pandemia”.

El bioestadístico explica que hay dos factores que explican el alza en los índices: “Las razones del rebrote son bastante evidentes. Justo ocurrieron las festividades de septiembre y aumentaron las aglomeraciones. También coincidió con las intervenciones epidemiológicas, como la suspensión del uso de mascarilla. Yo creo que la conjunción de estos puntos explica este rebrote que era bastante esperado”.

Felipe Elorrieta, magíster y doctor en Estadística y profesor asociado de la Facultad de Ciencia de Universidad de la Santiago (Usach), explica que “desde septiembre que el escenario epidemiológico estaba estable, con aumentos moderados y caídas moderadas, pero el aumento que hemos visto los últimos días es muy fuerte, lo que lo hace típico de rebrote. Además, no solo han aumentado los contagios, sino que también la tasa de positividad, hay días que hemos estado sobre el 15%”.

Elorrieta también asocia el alza de los casos al relajo de las restricciones, pues desde el 1 de octubre que la mascarilla no es obligatoria, tampoco hay aforos ni se exige el Pase de Movilidad.

“Los fallecidos han aumentado levemente respecto a la semana anterior, al igual que las hospitalizaciones, pero siguen siendo valores muy bajos. Si uno mira las olas y mira el nivel de hospitalizaciones por Covid-19 que hay, se ha mantenido un nivel estable y no se ha generado una ola en hospitalizaciones, es casi como si no hubiera un aumento y eso es efecto de la vacunación”, sostiene.

Chile es uno de lo países con la mejor tasa de vacunación. El año pasado comenzó la aplicación de la primera dosis de refuerzo de la vacuna contra el Covid-19 y a la fecha hay 15.675.327 personas que cuentan con esta protección a nivel nacional, es decir, el 88% de la población objetivo en Chile. Mientras que 11.606.956 personas se han administrado el segundo refuerzo, desde que inició el proceso el pasado 10 de enero.

Además, el pasado 11 de octubre las autoridades de Salud dieron inicio oficial a la campaña con la vacuna bivalente contra el coronavirus, proceso que está destinado a la población de riesgo del país y que su primera etapa incluye a los funcionarios de la salud y también para las personas inmunocomprometidas.

No obstante, el subsecretario de Salud, Cristóbal Cuadrado, anunció hoy que “a partir del próximo miércoles 26, todas las personas de 80 años y más podrán acceder a lar vacuna bivalente para estar más protegidos”. “Estamos asegurando la protección oportuna de la población más vulnerable. Las personas mayores han sido un grupo ejemplar en procesos de vacunación y siguiendo con medidas de autocuidado como uso de mascarilla cuando es necesario, lavado de manos, ventilación y evitar aglomeraciones”, añadió la ministra Ximena Aguilera en su cuenta de Twitter.

¿Se retoman las restricciones?

A raíz del aumento de casos, varios expertos ya piden que el uso obligatorio de la mascarilla se retome, al menos en el transporte público. Uno de ellos es el exministro Jaime Mañalich, quien la semana pasada sostuvo “hay que reponer mascarilla en transporte público. Los números de la pandemia predicen una nueva ola”.

Desde la Comisión Nacional de Respuesta Pandémica (CNRP) sostiene que esperaban este aumento en los indicadores porque desde que se ajustaron las restricciones han aumentado significativamente los contagios. “Por una parte, era esperable, pues al eliminar los aforos y al dejar de ser obligatoria la mascarilla en espacios cerrados se expone más gente a las situaciones de contagio”, señalan.

Frente a la posibilidad de volver a las restricciones, dicen que esta alza podría ser transitoria y que vuelva a disminuir pronto. “Este sería el ajuste frente a la disminución de las medidas, pero hay que estar muy atentos, sobre todo a las hospitalizaciones y a los ingresos UCI, pues eso obligaría a reconsiderar la liberación de mascarilla en espacio cerrado”, argumenta uno de los integrantes de la comisión.

Durante la última jornada se informó que había 104 pacientes en una unidad crítica por coronavirus. Esta es la menor cantidad de pacientes en UCI desde el inicio de la pandemia, cuando los primeros registros -16 de abril de 2020- informaban que había 384 contagiados que requerían cuidados complejos.

Eso sí, Carlos Pérez, infectólogo de Clínica Universidad de los Andes y decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Universidad San Sebastián, afirma que hay que estar atentos: “Afortunadamente, no hemos observado un incremento en el número de pacientes más graves en las unidades de cuidados críticos, pero ello podría ocurrir durante las próximas semanas, porque siempre hay un desfase entre el aumento de casos y los hospitalizados”.

Agrega que “este es un fenómeno dinámico, seguimos en pandemia, la variante ómicron sigue circulando. Por lo tanto, debemos seguir avanzando en los procesos de vacunación, mantener el uso de mascarillas en los centros de salud y debemos considerar reinstalar la mascarilla en medios de transporte o en otros espacios cerrados”.

El doctor Canals también coincide: “Las hospitalizaciones UCI no aumentan, entonces hay una disociación entre el número de casos y la gravedad que está teniendo el fenómeno, de tal manera que se deberían tomar algunas medidas, pero no drásticas. Se debería utilizar mascarillas en el transporte y en los actos masivos. También insistiría en volver a utilizar el Pase de Movilidad”.

/psg