El 31 de agosto, Michelle Bachelet dejará de ser la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Tras cuatro años en el cargo, la ex Presidenta aseguró que no repostulará. Pero antes de irse, dejó instalada una fuerte polémica internacional.

Las fuertes críticas  a Bachelet por China

Ello, luego de recibir críticas de diversas ONGs como Amnistía Internacional, HRW, Hong Kong Watch, y la prensa internacional por su viaje a China. Se le acusó de ser condescendiente con el régimen comunista.

“La negativa de Bachelet a denunciar los crímenes de lesa humanidad del gobierno chino ha traicionado a incontables víctimas y sobrevivientes”; afirmó Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional.

El director ejecutivo de la ONG Human Rights WatchKenneth Roth, consideró «desastrosa» la visita a China. “No pudo ir mejor para el Gobierno chino en su esfuerzo por ocultar las detenciones masivas y los abusos en Xinjiang», afirmó.

Michelle Bachelet encubrió los crímenes del Partido Comunista Chino (PCCh) contra las minorías étnicas en Xinjiang», afirmó una columna publicada en Foreign Policy.

«En una conferencia de prensa posterior a la visita, Bachelet reveló sus verdaderos colores. Repitió el lenguaje de Beijing sobre ‘contraterrorismo’ y ‘desradicalización’; elogió el papel de China en el ‘multilateralismo’, y pregonó los logros del PCCh en la erradicación de la pobreza. Se ha convertido en la clásica idiota útil, interpretada hábilmente por el presidente chino Xi Jinping», señaló el mismo medio.

El Washington Post aseguró que Bachelet «enfrentó su prueba más importante, y fracasó miserablemente”.

El informe de 25 ONGs que contradice a Bachelet sobre Venezuela

Al igual que en China, el último informe de la ex Mandataria socialista sobre el régimen de Nicolas Maduro en Venezuela está generando polémica.

En 2019, Bachelet condenó fuertemente al gobierno venezolano por las graves violaciones a los DD.HH. Pero ahora aseguró que ha habido una serie de “mejoras”. Con ello aludió a menos detenciones arbitrarias y menos muertes en operaciones de seguridad que en años pasados. Así como la disolución de las Fuerzas de Acción Especial (FAES) de la policía, entre otras medidas.

Sin embargo, más de veinte de organizaciones no gubernamentales de Venezuela criticaron este documento de Bachelet. En respuesta, emitieron un contundente informe denunciando los incumplimientos del régimen de Maduro. Incluso, denuncian “francos retrocesos” en libertad individual y en independencia del poder judicial.

«La Oficina ha dejado de lado en varias ocasiones el examen de cumplimiento de sus propias recomendaciones por parte del Estado», dice el informe.

También afirma que a más de dos años de la visita de Bachelet a Venezuela, «se ha evidenciado una profundización de la emergencia humanitaria. Pese a ello, la actualizacion oral incurre en cierta benevolencia y obvia una serie de aspectos que merecían una referencia especial; a fin de ser cónsonos con las necesidades y padecimientos de las victimas en Venezuela».

/gap