Uno de los hechos más lamentables del último tiempo tuvo lugar este martes en el Clásico Universitario. El duelo por la vuelta de los cuartos de final de la Copa Chile 2022 entre Universidad Católica y Universidad de Chile debió ser suspendido luego que Martín Parra sufriera agresiones con fuegos artificiales de la barra de la UC.

Los Cruzados estaban castigados por los incidentes en el cierre de San Carlos de Apoquindo ante Audax Italiano, pero lograron un perdonazo de la ANFP para poder contar con sus hinchas. Sin embargo, nuevamente se ven envueltos en una situación grave y que pudo terminar mucho peor.

Tras el gol de Fernando Zampedri, desde el sector sur cayeron tres bombas de estruendo en el área de Martín Parra. El estallido fue fuerte y dejó al arquero en el piso, debiendo ser atendido de urgencia e incluso trasladado hasta Santiago, con un trauma acústico y mareos.

El árbitro Felipe González decidió suspender el encuentro de forma indefinida y, por ahora, no tiene un nuevo plazo para continuar. De hecho, quedan las dudas de si las cosas se reanudarán o no, algo que por ahora parece imposible en el corto plazo.

Martín Parra recibió tres bombas de estruendo y debió ser trasladado de urgencia a un hospital. Foto: TNT Sports

Martín Parra recibió tres bombas de estruendo y debió ser trasladado de urgencia a un hospital. Foto: TNT Sports

SE JUEGA LO QUE RESTA

En medio de las dudas que había por todo lo ocurrido con los incidentes en el Clásico Universitario, solo hay una guía a utilizar por ahora. Las bases de la Copa Chile 2022, a cargo de la Federación de Fútbol de Chile, tiene un punto dedicado exclusivamente a las suspensiones de encuentros.

En el artículo 26º se detallan los pasos a seguir en caso de que un partido no pueda continuar.  “Podrán suspenderse partidos del Campeonato por aplicación de las causales establecidas en los artículos 102 y 103 del Reglamento de la ANFP“.

En esas bases mencionadas, el artículo 103º expresa lo siguiente. “Los árbitros podrán suspender el partido, durante su desarrollo, cuando: 1) El campo adquiera el estado de carencia de condiciones mínimas para continuarlo o exista falta de visibilidad. 2) Uno de los dos equipos quede con menos de siete jugadores. 3) Uno de los dos equipos o ambos, abandonen el campo de juego antes del término reglamentario, o permanezcan en él sin obedecer sus órdenes, sea por propia iniciativa o por indicaciones o instrucciones de sus técnicos, dirigentes o cualquier persona. 4) El público impida el desarrollo normal del encuentro por mal comportamiento. 5) En los otros casos calificados que establezcan las bases de la respectiva competencia”.

Si bien el mismo artículo 26º de la Copa Chile establece que “en cualquiera de los casos precedentemente expuestos, la Gerencia de Ligas Profesionales deberá informar respecto a la reprogramación o resultado final del partido suspendido“, las bases del Reglamento de la ANFP tiene su propio veredicto.

El artículo 104º da pie a que se decida si debe jugarse o no. “Si la suspensión se origina en alguna de las causales 1 y 4 del Artículo anterior, el Directorio, dentro de las 48 horas siguientes, determinará si debe jugarse o no lo que faltaba para completar el tiempo reglamentario, o si se da por terminado el partido, en cuyo caso el resultado será el existente al momento de la suspensión“.

Y esto fue lo que se resolvió, según informó ADN:

El directorio de la Federación de Fútbol de Chile se reunió este jueves antes de lo programado para resolver el futuro del suspendido Clásico Universitario, del cual apenas se jugaron cinco minutos tras la agresión al portero de la U de Chile, Martín Parra.

La determinación no estuvo exenta de polémica en el directorio de la Federación de Fútbol de Chile, pues en la ANFP planteaban que se debía ajustar una sanción a reglamento pese a que en la ANFA pretendían castigos más duros en contra de la UC pese a que aquello no está contemplado en el reglamento.

¿CUÁNDO SE JUEGA?

En caso de que deba jugarse el tiempo faltante, el Directorio resolverá el día, la hora, el lugar y condiciones en que ello se hará. Para los otros casos se aplicarán las normas de las bases de la respectiva competencia. Sin perjuicio, el Directorio podrá adoptar las decisiones que la racionalidad aconseje, con consulta a los clubes involucrados“.

/EMG