Mientras el efecto de los retiros de fondos de pensiones y las ayudas estatales en las liquidez de los consumidores sigue diluyéndonse, como contrapartida los salarios continúan mostrando un descenso, aunque a un menor nivel, en un escenario de alta inflación.

Según informó este lunes el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) el Índice de Remuneraciones Real, que descuenta la variación del IPC, registró un retroceso de 2,3% en septiembre frente a igual mes del año pasado.

Con ello completó un año de caídas, pero el descenso fue menor al 2,6% anotado en agosto. Así, en lo que va del año las remuneraciones reales acumulan un retroceso de 2,2%.

El indicador, con ajuste estacional, tuvo una disminución de 0,2% en septiembre respecto a agosto de 2022.

Remuneraciones nominales

En tanto el Índice Nominal de Remuneraciones (IR), que sí incluye la variación de la inflación, subió 11,2% en doce meses, mientras que el Costo de la Mano de Obra (ICMO) aumentó 10,7%.

Por sector económico, Comercio, Industria Manufacturera, Construcción y Minería consignaron las mayores incidencias anuales positivas en ambos indicadores.

Las empresas grandes tuvieron las mayores alzas interanuales: 11,8% en el IR y 11,4% en el ICMO, seguidas por las medianas (10,2% en el IR y 9,4% en el ICMO) y las pequeñas (10,0% en el IR y 9,3% en el ICMO).

En doce meses, las horas totales medias mostraron un alza de 1,9%. Las horas ordinarias se incrementaron en un 1,6%, mientras que las horas extraordinarias aumentaron un 10,3% en el período.

La remuneración media por hora ordinaria se situó en $6.030. Para las mujeres, el valor alcanzó $5.744 y para los hombres, $6.279.

/psg