El dólar cerró estable este viernes en el mercado cambiario local, pese al fuerte impulso que mostró el cobre -metal que alcanzó su mayor precio en más de cuatro meses- tras la decisión del gobierno chino de flexibilizar su política cero covid.

El billete verde terminó sus operaciones anotando un leve incremento de $1,50, en puntas de $889,90 vendedor y $889,60 comprador.

Con todo, la divisa estadounidense registró un desplome semanal de $39.

José Tomás Riveros, analista senior de Capitaria, comentó que “la cotización del dólar muestra leves movimientos en la presente jornada, donde vemos una caída en el tipo de cambio, principalmente por datos de inflación en Estados Unidos, que salieron por abajo a lo esperado, lo que continúa debilitando el dólar a nivel mundial”.

“Por otro lado, el precio del cobre, continúa con un renovado impulso, producto de las menores medidas restrictivas por parte de China para contener el covid. Lo que también presiona a la baja al USDCLP”, añadió.

“Se podría esperar que continúe esta presión bajista para el dólar peso, donde si vemos una ruptura de soporte clave en los $886, podríamos ver caídas más pronunciadas a los siguientes niveles de soporte cercano a los $854”, sostuvo Riveros.

Por su parte, Renato Campos, analista jefe de Admiral Markets, indicó que la debilidad de la divisa responde “al aumento en el apetito por riesgo que considera el mercado luego de revisar una moderación en los precios de la 1era economía del mundo y la mayor probabilidad, por sobre un 80%, de conocer alzas menos agresivas a partir de diciembre”.

“La relajación en las medidas anti covid adoptadas en China comienzan a calzar las expectativas y especulación del mercado durante los últimos 5 días, permitiendo que las materias primas revisen un panorama favorable ante una eventual reactivación económica antes del término de 2022, motivo por el cual el escenario positivo para la moneda local parece ser una condición”, agregó.

/psg