Imagen

Imagen

Cuando un partido, antes de los cinco minutos ya tiene dos goles, tiene que ser muy bueno.

Y es lo que sucedió con Unión Española y Universidad de Chile este lunes en Santa Laura.

En la primera jugada, esa gran promesa azul que es Marcelo Morales se proyectó por la izquierda y sacó un centro preciso para el cabezazo siempre implacable de Joaquín Larrivey que derrotó al Mono Sánchez, entrando pegado al travesaño.

Y en la réplica, en una jugada muy similar, el que sacó el centro preciso fue Marcelo Jorquera y el que cabeceó de manera magistral fue otro goleador de aquellos: Cristián Palacios. La única diferencia es que este cabezazo fue hacia abajo para hacer inútil la estirada de Fernando de Paul.

PARTIDAZOImagen

De ahí en adelante, tuvimos un partidazo. De ida y vuelta.

Hasta nos atreveríamos a decir que con llegadas más peligrosas por parte de Unión Española. hubo un par de remates del uruguayo Lemmo y otro del chico Acevedo que pasaron muy cerca del arco azul.

Pero, el que hizo el gol fue Universidad de Chile. Gran jugada de Yonathan Andía (en el mejor estilo de lo que nos ofrecía semana a semana cuando jugaba por Unión Calera) y cuando se pensaba que él mismo definía, con mucha clase y talento habilitó a Camilo Moya (que había iniciado la jugada ) y que no tuvo más que rematar bajo para anotar el 2-1.

Puede parecer contradictorio, porque muchas veces hemos dicho que los partidos se ganan en el medio campo.

Y si este partido fue tan bueno y entretenido es porque ambos equipos se saltaron el mediocampo.

Y no es porque los hombres que transitaban por ese sector lo hayan hecho mal o hayan pasado inadvertidos, porque fue todo lo contrario. Mario Sandoval y Victor Méndez, por ejemplo, fueron de lo mejorcito de la cancha.

Lo que sucede es que nadie se quedó en exceso con la pelota, traslado rápido y profundo, pensando siempre en llegar lo antes posible al arco contrario.

LO EMPATA UNION Y LO GANA LA UImagen

En el segundo tiempo, como era de suponer bajó un poco el ritmo, ya que era imposible mantener tanta intensidad. Lo que no significa que las emociones hayan disminuido.

Porque nuevamente siguió siendo de ida y vuelta, con trabajo continuo para De Paul y Diego Sánchez.

En una jugada similar a la de los goles anteriores, lo empató Cristián Palacios a los 64´. La única diferencia con el gol anterior del charrúa es que esta vez el del centro fue Bastián Yáñez, porque incluso el cabezazo nuevamente fue hacia abajo y junto a un palo.

Pero, no pasaron cinco minutos, hasta que Universidad de Chile lo definió. Y esta vez si que hubo una particularidad, porque el goleador se disfrazó de asistidor: toque de Larrivey al punto penal y remate bajo de Mario Sandoval para sentenciar el partido

TREMENDO APRONTE  AZUL

Para Unión Española, una derrota dolorosa, porque corta una racha de tres victorias consecutivas y prácticamente lo aleja casi definitivamente de la posibilidad de pelear por el campeonato. Aunque quedan muchas fechas, el hecho que estén Colo Colo y  las dos Universidades en posiciones de avanzada permite suponer que no van a ceder terreno en el tramo final de campeonato.

Y para Universidad de Chile, el salto a 33 puntos quedando a solo 4 de Colo Colo (ambos al día de hoy tienen un partido menos) y eso hace que el de esta tarde haya sido el mejor apronte de los azules para el Superclásico que se juega en la próxima fecha, después de Fiestas Patrias.

¡Qué partido será ese!…definitorio, en muchos sentidos, para uno y otro equipo.

Imagen

/Fotos: Twitter oficial Unión Española y Universidad de Chile

/