Imagen

Imagen

Fue un comienzo a “todo” Messi.

A los 3 minutos el 10 ya puso todo su repertorio en cancha y entró por su sector preferido, de derecha cerrandose hacia el medio, y sacó un centro preciso para el cabezazo de Nicolás González y el frentazo del delantero de la Fiorentina pasó apenas junto a un poste

Y a los 6 minutos repitió Messi su entrada por el mismo sector de la defensa colombiana y su habilitación precisa fue empalmada por Lautaro Martínez para abrir el marcador.Imagen

Hasta ese momento, Colombia no estaba en la cancha y Argentina era superior en todos los sectores de la cancha.

Sin embargo, mientras los albicelestes festejaban el gol, el profesor Reinaldo Rueda (¿le suena ese nombre?) llamó a algunos referentes de su equipo (Barrios, Cuadrdo y Mina) y reordenó al elenco colombiano.

Poco a poco estas indicaciones fueron dando resultado, fue disminuyendo el asedio de Argentina, comenzó a dar resultados la marca escalonada sobre Messi y el partido se fue emparejando.

Y así como hasta ese instante sólo se jugaba cerca del arco de David Ospina, ahora empezó  a trabajar Emiliano Martínez, que debió evitar el empate ante remates de Cuadrado y Zapata. Y el palo lo salvó en dos oportunidades consecutivas: Barrios de derecha y un cabezazo de Mina que rebotó en el travesaño.

Jugaba mejor Colombia y por lo mismo no extrañó el empate, que llegó en el minuto 60´con un gran arraque de Luis Fernando Diaz, que se llevó a Pesella en velocidad y se la puso por arriba a Martínez en el segundo palo.La electricidad de Luis Díaz, el flaco atrevido de la Selección Colombia | EL ESPECTADOR

Después, se fueron golpe a golpe hasta la media hora del segundo tiempo.

Ahí nuevamente la cancha se cargó hacia el arco de Ospina.

Coincidió con el ingreso de Di María, que entró inspirado, salvo frente al arco. Porque se perdió el gol más increible de la Copa América: solo, absolutamente solo y sin arquero al frente (porque él mismo se lo había sacado) elevó el remate por sobre el travesaño).

Poco después, otra vez la zuda del Fideo y un pase excelente para Messi que casi le bota el arco a Ospina. Esta vez el poste jugó en favor de Colombia.

Fue lo último del juego. Llegaba la temida ronda de penales.

ASÍ FUE LA DEFINICIÓN POR PENALESImagen

Cuadrado Gol. Colombia 1-0 Argentina

Messi Gol. Colombia 1-1 Argentina

Sánchez, ataja Martínez Colombia 1-1 Argentina

De Paul, eleva. Colombia 1 Argentina 1

Mina, ataja Martínez Colombia 1-1 Argentina

Paredes, Gol Colombia 1-2 Argentina

Borja, Gol Colombia 2 – 2 Argentina

L.Martínez Gol Colombia 2-3 Argentina

Cardona, ataja Martínez Colombia 2-3 Argentina

LA FINAL ESPERADAImagen

Lo primero, dejar muy de manifiesto que Colombia hizo una gran Copa América, le jugó dos grandes partidos a Brasil y Argentina y el regreso a su país será con la cabeza muy pero muy en alto.

Revindicatoria Copa América también para Reinaldo Rueda: vilipendiado injustamente por los termocéfalos que hay en Chile, ratificó en la alta competencia que es un gran entrenador, uno de los mejores continentes sin lugar a dudas. Felices los colombianos que lo tienen de vuelta.

En cuanto a Argentina, otra final de Copa América y los hinchas trasandinos esperan que la tercera sea la vencida para esa generación que lidera Lionel Messi y que de verdad es muy injusto que hasta ahora no haya ganado nada.

El sábado tendrá quizá si la gran oportunidad incluso de ganarle a la historia, ya que nunca Brasil ha perdido una Copa América en su casa.

Para los argentinos, como está dicho, la tercera (después de las dos finales perdidas con Chile) puede ser la vencida. Y para los brasileños la guinda que corone la torta de un torneo que superó todas las expectativas y le tapó la boca a los agoreros y principalmente a los adversarios políticos de Jair Bolsonaro.

Por último, será la final que pondrá frente a frente a Messi v/s Neymar. Muchos dicen que el que gane debería ser a su vez el ganador del Botín de Oro 2021. Muy errados no están.

/Twitter oficial seleccion Argentina y Colombia