Paulo Díaz vivió una noche muy especial en Buenos Aires. Luego de su grave error ante Tigre, que significó la eliminación de River de la Copa de la Liga Profesional, el chileno brilló ante Colo Colo jugando un partidazo, que tuvo un plus: el zaguero fue el capitán del cuatro veces campeón de la Copa Libertadores.

Díaz explicó por qué llevó la jineta del cuadro ‘Millonario’ ante el ‘Cacique’. “Marcelo (Gallardo) me buscó y me dijo que yo sería capitán. Uno lucha por eso, siempre quiere ser reconocido y me tocó. Mi viejo y todos deben estar orgullosos”.

“Ha sido en el equipo en el que más he estado. Me siento cómodo, he tenido regularidad y muchos partidos jugados. A uno le agrada pelear todo. Eso es lo primordial”, agregó su etapa en el cuadro argentino.

Su revancha personal

Luego del partido, Díaz se refirió a los difíciles días que vivió tras su falla contra Tigre“Necesitaba un partido para sacarme la espinita que tenía. Lo pensé el día del partido (el error). Podía pasar, no es que uno se quiera equivocar. Este partido lo necesitaba para volver a demostrar la seguridad que le doy al equipo”, sentenció.

/EMG