Internet ahora mismo está ardiendo, tanto en España como en el resto del mundo. El famoso compositor y DJ Bizarrap ha realizado una colaboración con la famosísima Shakira, que hasta hace muy poco era pareja del futbolista Gerard Piqué. En esta colaboración, englobada dentro de las llamadas ‘BZRP Sessions’, la artista le dedica la letra de la canción a su ex-pareja, haciendo alusión al Twingo frente a su colección de coches y sobre todo a su obsesión por los relojes caros.

La parte de la letra que hace referencia a esto es “Cambiaste un Rolex por un Casio”, que hace referencia al legado que la fima Casio dejó con sus primeros relojes: modelos baratos, accesibles y conocidos por ser de baja calidad. Lógicamente, esto ha cambiado muchísimo en los últimos años.

Tanto es así que en absoluto estamos ante una marca de bajo nivel. Sus relojes, sobre todo sus modelos smartwatch, pueden costar cientos o incluso miles de euros. Llegamos a ver dispositivos que superan ampliamente los 4.000 o 7.000 euros de precio.

Rolex es conocida como una marca diametralmente opuesta a Casio, al menos en lo económico. Mientras que la compañía japonesa ganó fama principalmente por sus relojes baratos, Rolex se ha basado principalmente en el lujo y en los relojes premium. Sin embargo, Casio tiene algunos modelos increíblemente caros, y uno de ellos cuesta hasta 14 veces lo que un Rolex: un G-Shock bañado en oro.

Con motivo de la celebración de los 35 años de existencia de Casio en 2020, la compañía japonesa lanzó un modelo Casio G-Shock G-D5000-9JR bañado en oro de 18 kilates. Nació como un reloj conceptual y poco más, pero acabó siendo un dispositivo. El reloj ‘Pure Gold Edition’ llegaba con carga solar, retroiluminación LED y tecnología Multi Band 6.

/