Bayern Múnich termino coronando una temporada perfecta. El conjunto alemán, de la mano de Hansi Flick, se impuso por 1-0 a Tigres, con gol de Benjamin Pavard, y se consagró campeón del Mundial de Clubes que se disputó en Qatar.

Con este título, Bayern Múnich alcanzó el “sextete” histórico: ganó todos los títulos posibles, el cuadro alemán ganó la Bundesliga, la Copa de Alemania, la Supercopa de Alemania, la Champions League al PSG, la Supercopa de Europa al Sevilla y ahora el Mundial de Clubes.

Este hito histórico solo lo había conseguido el Barcelona de Pep Guardiola en 2009, de la mano de Lionel Messi, Xavi, Iniesta y compañía.

El equipo bávaro controló de principio a fin el encuentro contra Tigres, sin embargo, lograron ponerse en ventaja a los 14 minutos del segundo tiempo, y con una conquista que dio el VAR: Robert Lewandowski cabeceó y el rebote le cayó a Pavard, pero el Polaco se le acusa de estar fuera de juego.

Así nuevamente un equipo de la UEFA se alza con el título que disputan los campeones de cada confederación

Por Ignacio Soto Bascuñán