Sin duda será una noche inolvidable para el inglés nacionalizado chileno Ben Brereton. Es que es como estar viviendo una película de héroes o de epopeyas deportivas, porque el delantero desconocido para nosotros hasta hace algunas semanas, hoy tuvo su oportunidad de jugar de titular y en la primera pelota que tomó, anotó el gol que a la postre sería el del triunfo por 1 a 0 ante la selección boliviana.

La celebración fue con toda la emoción contenida con el inglés besando el escudo y algo de lágrimas mientras sus compañeros lo abrazaban con locura. No lo podía creer y tampoco todos nosotros que por fin veíamos que el puesto de centrodelantero estaba siendo ocupado por un jugador que no le pesaba la camiseta ni tampoco la posición.

CHILE GANÓ BIEN, PERO DEJÓ MUCHAS DUDAS

Los partidos ante Bolivia se están convirtiendo en un dolor de cabeza para Chile. Es que parecen un eterno Dejavú, donde Chile maneja la pelota, se crean muchísimas jugadas de peligro pero no marcan y lo peor es que al final el equipo comienza a bajar su rendimiento y es Bolivia el que termina amargándonos la existencia. Afortunadamente hoy contaban con Marcelo Martins, que se está recuperando de Covid.

Hoy ese guión se volvió a repetir en Brasil. Afortunadamente, la diferencia esta vez fue la presencia del inglés nacionalizado Ben Brereton que en la primera que le quedó definió muy bien, tras un pase de Eduardo Vargas, que le permitió a Brereton encarar y definir con un remate ajustado superando a Lampe a los 10 minutos.

De ahí en adelante en la primera etapa, se sucedieron las ocasiones de gol. De hecho el mismo Brereton tuvo un par más, sobre todo un cabezazo que le llegó de frente a Lampe. Igual pasó algo extraño en Chile, porque quedó la impresión que los demás delanteros pecaron de egoísmo y a pesar de que el inglés varias veces estaba solo, no se la tocaban y preferían definir por su cuenta. Como que todos querían hacer su gol, así Vargas y Meneses prefirieron siempre buscar la personal y terminaban definiendo erradamente, lo que significó que Chile no lograr aumentar.

EL 1 a 0 fue muy mezquino para todo lo que generó ofensivamente la escuadra nacional en ese primer tiempo.

SEGUNDO TIEMPO: BOLIVIA MEJORÓ Y CHILE PERDIÓ FÚTBOL

Al regresar del descanso, Chile se encontró con un Bolivia mucho más ofensivo y que comenzó a buscar el control del balón y a ratos le funcionó bastante bien, sobre todo entrando con peligro por las bandas, especialmente con Saavedra que estaba en un alto rendimiento y fue generador de las principales ocasiones bolivianas.

Chile de poco comenzó a perder protagonismo, se empezaron a suceder los errores y perder precisión del balón. Y Bolivia comenzó a llegar, pero como también es costumbre, en esos momentos complejos apareció la figuraza de Claudio Bravo que estuvo notable para evitar el gol de los altiplánicos, especialmente con una gran volada que evitó un muy buen remate de Vaca.

Esos fueron los peores momentos de Chile y los mejores de Bolivia, aún así Chile igual llegó con peligro, pero se le nota que le cuesta crear jugadas de profundidad en los últimos metros. Lasarte metió algunos cambios, pero no fueron muy certeros, sacó a un cansado y errático Vidal que salió indignado, para meter a Tomás Alarcón, un hombre de más marca pero menos fútbol ofensivo, lo que metió más atrás a Chile, a pesar de que el buen juego de Alarcón le permitió a Chile tener más recuperación de la bola.

Después sacó a Brereton y metió a Aranguiz, con lo que Chile perdió sorpresa en el taque. Hubiese sido muy interesante ver por ejemplo a Clemente Montes, que por su rapidez y dinámica podría haber sido un gran aporte por como se estaba dando el partido.

Finalmente, el marcador se mantuvo en ventaja para Chile, a pesar de que en los últimos minutos Bolivia intento amargarnos una vez más, pero afortunadamente esta vez no lograron conseguir el empate.

La victoria por 1 a 0 es importante para seguir avanzando en la Copa América, pero deja una nueva luz de alerta sobre la inconsistencia en el juego de Chile y preocupa por supuesto la incapacidad de marcar a pesar de crear varias ocasiones. Afortunadamente hoy, Brereton hizo historia y se matriculó con un gol dejando claro que llegó para ser una muy buena opción en ofensiva.

CHILE 1 – BOLIVIA 0 GOLES EN VIDEO