El puerto de San Antonio desestimó este jueves que la caída en las ventas de autos nuevos registrada en los últimos meses se deba a demoras en los desembarques y dijo que dicha situación se debe a problemas relacionados con la operación de las importadoras.

“Junto con descartar que la disminución de ventas de vehículos nuevos en el país se deba a retrasos en la descarga que se realiza en el terminal concesionado DP World San Antonio, tal como lo ha planteado públicamente la Asociación Nacional Automotriz de Chile (Anac), Puerto San Antonio aclara que los flujos normales de desembarco de automóviles y la conocida eficiencia de nuestros estibadores permiten tener una cantidad relevante de estos para ser despachados a sus destinos”, dijo la empresa mediante una declaración.

Importadoras

Asimismo indicó que dicho niveles no han podido ser retirados de los patios de acopio en forma satisfactoria y expedita, durante los primeros meses de 2021, por parte de las importadoras.

En este sentido afirmó que las estadísticas recientes señalan que el puerto puede descargar entre 2.500 a 3.000 vehículos en tres turnos, mientras que las empresas importadoras retiran solo un promedio de 1.200 unidades en ese mismo periodo.

“Eso genera gran parte de la congestión, por lo que reducir esos tiempos es uno de los desafíos de la mesa de trabajo que hemos creado junto a Anac y el concesionario”, aseveró.

/