Consultado por la Voz de América sobre la situación alimentaria en Venezuela en caso de que la escasez del combustible persista, el especialista sostiene que “si no hay diésel aquí puede ocurrir una catástrofe alimentaria” y subrayó que es necesario realizar “todos los esfuerzos” para que tener acceso al combustible.

“En vez de pasar a 25% de niveles de pérdidas de cosechas en las unidades de producción, podríamos llegar hasta un 40% o 50%, y eso nos preocupa, por eso hemos hecho un llamado al Estado venezolano a que se avoque y priorice el tema del diésel”, dice López.

“Lo otro es el transporte de los alimentos a los centros de consumo. Caracas, que es la ciudad que tiene mayor stock de alimentos, estamos hablando de que podría mantener la oferta durante 35 días máximo sin que lleguen nuevos productos, y las demás ciudades muchísimo menos”, añade el ingeniero.

Sostiene además que quienes logren almacenar diésel “serán los únicos que van a poder sembrar porque todas las maquinarias e implementos, así sea siembra directa, que no requiere mayor preparación de suelo, igualmente requiere diésel”.

/