Oslo es la ciudad más cara del mundo para comprar una botella de agua de 500 cc. En la capital de Noruega, que también ocupa el primer lugar en cuanto al precio del agua de la llave, el precio de la botella es un 194,90% más elevado que la media mundial y promedia los 1,52 euros (unos $ 1.291).

Los datos provienen de un estudio realizado por el buscador de arriendos para vacaciones Holidu, que analizó uno de los gastos cotidianos con el que se encuentran los turistas cuando visitan una ciudad.

De acuerdo al informe, en Santiago, una botella de medio litro cuesta 0,73 euros (unos $ 620, al cambio de hoy), un 57,7% más caro que la media mundial. Con todo, el informe calificó el “estrés hídrico” de la capital de Chile como “extremadamente alto”.

Beirut, la capital del Líbano, es la ciudad donde menos cuesta: solo 0,03 euros.

/