Fue a Finlandia con el único objetivo de ganar y así lo hizo. El Real Betis suma la primera victoria en Europa League esta temporada tras vencer por 0-2 al HJK Helsinki, mostrando los verdiblancos su habitual solvencia y contundencia en ataque en un partido en el que fueron de menos a más. Le pudo pasar factura el césped artificial del Bolt Arena, saliendo dos de sus jugadores lesionados, algo a lo que hicieron referencia Claudio Bravo y Germán Pezzella ante los medios oficiales del club, valorando además la victoria de su equipo.

«Había que ganar sí o sí, con buenas sensaciones para reafirmar el trabajo y la competición doméstica, que viene luego. Era un campo difícil. Todos somos claros al criticar estos campos, no son condiciones optimas porque siempre está presente la lesión.

Es algo que hay que mirar y que hay que tener en cuenta. Lo ideal de esto es que nadie termine lastimado«, comenzaba diciendo Bravo, quien en lo personal se mostró como »un competidor nato. Siempre quiero jugar, hacer lo que me gusta. Me tocó esa situación de la inscripción, pero es un tema que quedó atrás. Teníamos claro que se solucionaría. Los que no estuvimos inscritos nunca estuvimos fuera del equipo, nos preparamos en silencio y pendiente de lo que pasaba«.

Sobre las lesiones Juanmi y Víctor Ruiz, estimaba el guardameta chileno que es «una pena. Es el temor de venir a estos campos. Ayer lo comentamos, que tuviéramos cuidado y calentáramos bien. Nosotros casi nunca estamos en estas condiciones. Lo cambia todo, la velocidad del balón, los controles, la pisada…«.

Por último, afirmaba el portero bético que «ahora saborearemos la victoria y mañana pensaremos en LaLiga. Nos prepararemos bien para volver a competir. Tenemos eso en mente, que la victoria no dure muchos días, sino que se quede aquí y empecemos a pensar en el siguiente partido«.

Por su parte, tras vencer el Betis al HJK Helsinki, reconocía Germán Pezzella que «en esta competición no hay partido fácil. Supimos adaptarnos a las circunstancias en un campo difícil de jugar. Hicimos un buen partido y queríamos llevarnos los tres puntos«.

Sobre un lance del encuentro que le terminó costando la amonestación, desvelaba el argentino que el árbitro «me saca la amarilla por falta, que para mí fue casual. A Luiz Felipe se la saca por protestar, pero creo que lo hizo para marcar el terreno porque no dijo nada».

En cuanto al césped, se mostró bastante crítico también Pezzella al comentar que «cuando un futbolista profesional se queja no lo hace por gusto, sino porque pasan estas cosas. Tomamos ciertas precauciones ante campos así, como el tipo de botas. Pero es difícil de explicar. Perdimos dos compañeros, más que nada, por el campo. Son cosas que hay que revisar«.

Asimismo, el internacional albiceleste daba la importancia que merece a esta victoria cosechada en Helsinki ya que «cada partido es muy importante. Cuando pasan las fechas te encuentras con diferencias de uno o dos puntos que te clasifican. Los puestos cuentan. Tenemos que afrontar todo los partidos como hoy«.

Por último, en lo personal, admitía el central que se siente «cómodo» debido a que «los compañeros confían en mí y uno se siente más tranquilo. Desde le primer día me demostraron cariño y afecto. Además, son muchos partidos. Le toque al que le toque siempre intenta dar lo mejor, sea adentro o fuera«.

/Escrito por Álvaro Galván para El Diario de Sevilla

/EMG