El balance que están dejando los Clásicos del fútbol chileno para nada es entusiamador: en los últimos cinco partidos oficiales entre los tres Grandes, apenas un gol: el de Leonardo Gil a Universidad de Chile este año

En cuanto directamente a Universidad Católica y Colo, la última imagen que teníamos de este Clásico era muy pobre: un 0 – 0 sin gusto a nada y casi sin llegadas a los arcos.

Esta tarde, antes de los diez minutos, Gabriel Costa exigió una muy buena intervención del “Zanahoria” Pérez ante un remate sin ángulo y en el otro arco, una mala salida de Cortés en un córner provocó un remate de Zampedri que Zaldivia devolvió desde la línea.

Claramente, este iba a ser otro partido.

Y la diferencia en el primer tiempo la hizo principalmente Colo Colo. De aquel elenco timorato que cuidaba el año pasado cada puntito como si en ello se le fuera la vida, no queda prácticamente nada. Este elenco de Gustavo Quinteros es un equipo renovado, dinámico y que se siente con la suficiente confianza como para salir a jugarle de igual a igual a Universidad Católica en San Carlos de Apoquindo.

Por lo mismo, desde un comienzo el cuadro albo apretó a su rival, lo fue metiendo en su campo y comenzó e merodear constantemente por las cercanías del arco de Pérez, que en esos minutos difíciles ratificó que es un muy buen reemplazante de Dituro.

Universidad Católica Colo Colo Minuto a Minuto - Fútbol Nacional - 24horas

 

¿Y Universidad Católica? Desconcertado el campeón en la media hora inicial. Superado absolutamente en medio campo, presionados en la salida sus defensas, el conjunto cruzado no encontraba la pelota y se mostraba como un equipo muy largo y muy cortado entre defensa y ataque.

Esto duró aproximadamente hasta los 35 minutos del primer tiempo. Por razones seguramente físicas, Colo Colo bajó un poco la intensidad, aflojó algunas marcas y especialmente por el sector de Edson Puch comenzó a acercarse Universidad Católica.

¿Un veranito de San Juan o un anticipo de lo que sería el segundo tiempo?

Por lo menos, de entrada en la segunda etapa, Universidad Católica intentó repetir lo de los últimos minutos de la etapa inicial, cargando deliberadamente el juego hacia el sector izquierdo, a sabiendas que Puch tenía las armas como para ganar en el duelo con Jeisson Rojas.

Colo Colo intentó modificar su esquema para recuperar el control de la pelota. Bien tomado Gil, comenzó a adquirir más protagonismo Pizaro y por las bandas hubo instrucciones para que se soltara un poco más Gabriel Suazo, juntándose con Martín Rodríguez para hacerle el 1-2 a Fuenzalida.

En este juego de ajedrez, Gustavo Poyet respondió con tres cambios: entraron Felipe Gutiérrez, Alfonso Parot y Germán Lanaro . Salieron Rebolledo, Asta-Buruaga y Leiva.

Los cambios desordenaron a Universidad Católica y eso lo aprovechó Colo Colo para volver a retomar el control del partido y provocar una serie de centros que crearon cierta inquietud en el área local.

Poco a poco Felipe Gutiérrez fue metiéndose en el partido y a través de su zurda el cuadro local consiguió lo que más le acomoda: volver a tener la pelota para llegar asociadamente hasta las cercanías de Cortés. Además que el ingreso del juvenil Tapia por un cansadísimo Edson Puch le devolvió la energía al ataque estudiantil.

Colo Colo intentó hacer algo parecido renovando sus extremos con el ingreso de Pablo Solari y Marco Bolados. Coincidió con que Universidad Católica se quedara con 10 jugadores por lesión de Tapia.

Esto provocó que los últimos diez minutos de partido la cancha se inclinara decididamente hacia el arco del “Zanahoria” Pérez, pero salvo la preocupación que crearon algunos centros, no hubo alguna oportunidad clara de gol.

Así concluyó otro partido entre Universidad Católica y Colo Colo, que para algunos es Clásico y para otros no, pero que sin duda despierta la atención generalizada de los hinchas.

Aunque lamentablemente se estén repitiendo los marcadores exiguos, los partidos apretados y los empates sin goles. Ojo, que esto vale también para los otros dos Clásicos del fútbol chileno: el universitario y el Superclásico. Hace rato que en todos esos partidos escasea lo que el hincha va a buscar: goles y emociones. Aunque este clásico, hay que reconocerlo, fue un poco más entretenido que los anteriores

Imagen

Fotos: twitter oficial de Colo Colo y Universidad Católica