Tras un 2021 en donde se revirtieron fuertemente las pérdidas, Ripley registró ganancias este primer trimestre por $11.381 millones, lo que representa un importante salto considerando las pérdidas por $9.860 reportadas en el mismo período del 2021. Este resultado significa para la empresa utilidades históricas para un primer trimestre.

En tanto, la firma obtuvo ingresos por $457 mil millones entre enero y marzo pasado, siendo este un aumento de 21,7 % con respecto al mismo lapso del año pasado.

Dicho aumento, dijo la compañía en su análisis razonado enviado a la CMF, se explica por los crecimientos en ingresos de las tres unidades de negocios: retail, banco e inmobiliario. Con ello, la firma alcanzó el mejor primer trimestre en su historia.

En particular, los ingresos del segmento retail consolidado alcanzaron un crecimiento de 17,6% año contra año. Esto, señaló la empresa en un comunicado, estuvo impulsado por una fuerte recuperación en la venta de los canales físicos, “con crecimientos relevantes en categorías foco y un plan estratégico de continuar mejorando la experiencia de los clientes, que ha permitido desarrollar alternativas de automatización, como el sistema scan and go Ripley Pago”.

/