La lucha por los trabajadores de salarios bajos está en marcha.

Algunos de los mayores empleadores estadounidenses de trabajadores de nivel de entrada están agregando decenas de miles de puestos nuevos a medida que la economía se recupera de la pandemia. Muchos están aumentando los salarios o agregando beneficios para atraer a los trabajadores de otros empleos o fuera del mercado laboral.

Amazon dijo el jueves que contrataría a 75.000 trabajadores más y ofrecería bonos por firmar de 1.000 dólares en algunos lugares, su última ola de contrataciones en un año de enorme crecimiento laboral en el gigante del comercio electrónico. McDonald’s informó que quiere contratar a 10.000 empleados en los restaurantes propiedad de la compañía en los próximos tres meses y que aumentaría el salario en esos lugares. Chipotle Mexican Grill, Applebee’s y KFC se encuentran entre otras cadenas que buscan contratar a decenas de miles de trabajadores mientras restauran los asientos en el interior y buscan reforzar el personal allí.

Muchas empresas han luchado por encontrar suficientes trabajadores disponibles, aunque hay indicios de que están entrando más en el mercado laboral para ocupar algunos de esos puestos vacantes. El Departamento de Trabajo dijo el jueves que las solicitudes de desempleo habían continuado con una caída de varias semanas a nuevos mínimos pandémicos.

La demanda de trabajadores es tan alta que los salarios también están aumentando. Los ingresos medios por hora de los empleados del sector privado aumentaron 21 centavos a 30,17 dólares el mes pasado, según un informe reciente del Departamento de Trabajo. La ganancia es notable porque una fuerte contratación en el sector de la hospitalidad con salarios más bajos generalmente ejercería una presión a la baja sobre las ganancias promedio, señalaron los economistas.

Amazon indicó que sus puestos vacantes ofrecen un salario promedio de 17 dólares la hora, un aumento sobre su salario inicial típico de 15 dólares la hora. En abril, la compañía dijo que estaba aumentando los salarios de más de 500.000 empleados por hora , dándoles aumentos salariales de entre 50 centavos y 3 dólares la hora, una inversión de más de mil millones de dólares.

“La economía está comenzando a abrirse y hay mucha necesidad de nuevos empleados para muchas industrias diferentes”, señaló en abril el director financiero de Amazon, Brian Olsavsky.

McDonald’s dijo que aumentaría los salarios de más de 36.500 trabajadores por hora en las tiendas propiedad de la empresa en Estados Unidos en un promedio del 10% durante los próximos meses. La cadena de comida rápida es propietaria de una fracción de sus 13.900 restaurantes estadounidenses, alrededor del 95% de los cuales son operados por franquiciados.

La Asociación Nacional de Propietarios, un grupo que representa a los franquiciados estadounidenses, sostuvo en un correo electrónico a sus miembros el domingo que las fuertes ventas deberían permitir a los operadores la opción de aumentar los precios del menú para compensar el mayor gasto en salarios y beneficios.

“Necesitamos hacer lo que sea necesario para dotar de personal a nuestros restaurantes y luego cobrar por ello”, dijo la asociación.

/