El gobierno cumplió con los plazos acordados con la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados e ingresó una indicación para mejorar el monto propuesto de $337.000 bruto.

Y si bien no hubo un ajuste en esa cifra, sí subió el aporte que se entrega a través del Ingreso Mínimo Garantizado. De acuerdo a lo informado por el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, el aporte fiscal será de $50 mil para todos aquellos que reciban un salario mínimo. Hoy eso monto es de $40 mil aproximadamente. Además, el tope para quienes puedan acceder al Ingreso Mínimo Garantizado sube de $393.987 a $421.250.

El secretario de Estado explicó que “el secretario de Estado explicó que con estas modificaciones una persona que recibe salario mínimo quedará con un ingreso líquido de $314.545″.

/