Desde esta semana en Perú se puede solicitar el tercer retiro de los fondos en las AFP, empatando así a Chile, donde también se ha acudido tres veces a los fondos previsionales para dar respuesta a la crisis económica que ha desatado el Covid-19.

Las otras dos normativas ya han dejado huellas importantes en el Sistema Privado de Pensiones (SPP). Según los últimos datos revelados por el Banco Central de Reserva del país, hasta fines de febrero los peruanos habían retirado 32,9 millones de soles (US$ 8,6 millones).

De esa manera, el 45% de los afiliados a las AFP, es decir, 3,6 millones de personas, ya no cuentan con saldos de ahorros previsionales.

Además, fuera del contexto de pandemia Perú ya habían llevado a la práctica retiros, con una ley que entró en vigencia en 2018. Considerando todo ese periodo, lo que se sacará del sistema totalizaría 69 mil millones de soles (US$18 mil millones).

Condiciones del tercero

El proceso de solicitudes online que inició esta semana y tiene como plazo máximo el 24 de agosto, es la puesta en marcha del proyecto aprobado por el Congreso, con una amplia mayoría (85 votos a favor, seis en contra y trece abstenciones), el 30 el marzo pasado.

Dirigido a todos quienes cuenten con fondos en las AFP, la medida contempla un retiro por hasta 17.600 soles (US$ 4.604) entres giros, con un plazo de 30 días posterior a la solicitud para el primero de los desembolsos.

Como ha sido la norma en Chile, lo retirado no podrá ser retirado o embargado con la excepción de las deudas por pensiones alimenticias. Sin embargo, en ese caso solo se podrá retener el 30% de lo que el deudor haya solicitado.

El camino recurrido

Aunque llegan con retraso a este tercer retiro, en relación a Chile, los peruanos fueron los pioneros en echarle mano a los recursos de las AFP para atender la emergencia pandémica.

Con la oposición del entonces presidente Martín Vizcarra, un congreso en rebeldía y con amplia mayoría aprobaba el 30 de abril de 2020 el primero de los retiros.

/