Una sorpresa dio el IPC de junio. Cuando la media de las proyecciones apuntaba a una variación de 0,3% en el sexto mes del año, el Instituto Nacional de Estadísticas reportó que el indicador que mide la inflación experimentó un alza de solo 0,1%.

Se trata de la menor variación del índice en el año y se compara con el 0,3% de mayo.

Con este resultado, la inflación acumula un aumento de 2% en lo que va del año y de 3,8% en doce meses, el que constituye su nivel más alto desde febrero de 2020 y cada vez más cerca del límite del rango de tolerancia del Banco Central (2%-4%).

EL INE dijo que en junio cinco de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC aportaron incidencias positivas en la variación mensual, seis presentaron incidencias negativas y una registró nula incidencia.

La división Transporte fue la que más inicidió en el alza del IPC y anotó aumentos mensuales en cinco de sus diez clases. La más importante fue combustibles y lubricantes para vehículos de transporte personal (3,0%), seguido de transporte de pasajeros por vías urbanas y carreteras (1,3%). De los 24 productos que componen la división, 15 presentaron alzas en sus precios, siendo el más relevante gasolina (2,8%), seguido de servicio de transporte en bus interurbano (6,4%). Cabe recordar que la bencina acumula más de 30 semanas de alzas consecutivas en el precio.

La otra división que contribuyó al alza del IPC en junio fue Vivienda y servicios básicos, la cual mostró alzas mensuales en seis de sus nueve clases. La más importante fue en otros servicios relacionados con la vivienda (2,4%), seguida de suministro de agua (1%). De los 16 productos que componen la división, 10 consignaron alzas en sus precios, destacando gasto común (2,1%), seguido de agua potable (1,0%).

¿Pero qué pasó que el IPC subió menos de lo esperado en el mes? La división que contribuyó a moderar el IPC de junio fue Vestuario y Calzado, que registró descensos mensuales en tres de sus cinco clases. La más importante fue vestuario (-2,4%), seguida de zapatos y otros calzados (-1,4%). De los 28 productos que componen la división, 23 consignaron descensos en sus precios, destacando pantalón largo y corto para hombre (-3,6%), y pantalón, falda y vestido para mujer (-3,7%).

En Santander realzan la variación nula en alimentos y las significativas caídas en vestuario (-0,06% incidencia), productos de cuidado personal (-0,05% incidencia) y muebles (-0,03% incidencia).

/