Boca quedó eliminado por penales ante Atlético Mineiro en una serie muy polémica por los fallos del VAR en la ida y en la revancha en Brasil. En la definición, los brasileños fueron certeros y se impusieron por 3-1 para clasificarse a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El desarrollo del partido fue bastante similar a lo visto en la ida. Mucha pasividad en ataque y muy pocas opciones de gol. Ambos equipos tenían miedo de recibir un gol desde el arranque y con ello tener que remar.

La primea y única clara del cuadro local llegó apenas a los tres minutos de partido. Tchê Tchê filtró un pase espectacular para Matías Zaracho que controló, quedó mano a mano con Agustín Rossi, pero no pudo definir.

Con el pasar del tiempo, las acciones pasaron por la mitad del terreno. Posición dividida, sin un claro dominador y bastantes faltas. Claro está que juego violento y peleas no hubo.

El cuadro xeneize llegó en el ocaso de los primeros 45 minutos. Sebastián Villa tiró una pared con Cristian Pavón, el antioqueño tuvo un gran control orientado, tiró a colocar y el meta Everson salvó brillantemente.

La segunda parte tuvo el mismo trámite por un breve periodo. Boca quiso salir un poco más, teniendo en cuenta que un gol forzaba al Mineiro a marcar dos. Claro está que no arriesgó demasiado.

A los 62 minutos, llegó la gran polémica del duelo. Villa hizo efectivo un tiro libre lejano, envió un centro que no pudo encajonar Everson y terminó favoreciendo a Marcelo Weigandt. El lateral tan solo tuvo que empujarla.

Todo era felicidad hasta que apareció el VAR y le pidió al árbitro Esteban Ostojich revisar la jugada. En medio de esto, cuerpo técnico y jugadores en el banco de ambos equipos se enfrascaron en una pelea.

Finalmente el juez central determinó fuera de lugar porque, según su parecer, el ‘Pulpo’ González intervino al estorbar a Everson.

Al minuto 73, Mineiro por poco anota. Después de un pase profundo, el venezolano Jefferson Savarino sacó un remate cruzado dentro del área que rozó el vertical derecho de Rossi. Más adelante, respondió la visita con un tiro libre de Villa que atajó el guardameta y un remate lejano de Pavón que pasó apenas afuera.

Al 90′, con el tiempo cumplido, el recién ingresado Dylan Borrero recibió un baló por sector derecho, casi que sobre la línea final, y sorprendió a todos con un remate, que por poco se le cuela a Rossi

Poco más ocurrió y todo terminó definiéndose en los lanzamientos desde el punto penal. Aunque Hyoran y Hulk erraron en el local, Sebastián Villa, Esteban Rolón y Carlos Izquierdoz lo hicieron con la visita. Mineiro se impuso por 3-1 y avanzó a cuartos de final.

/