El acuerdo da más tiempo a La Habana para realizar varios pagos que debía haber hecho dentro del convenio firmado en 2015. No habrá rebaja sobre los montos acordados en ese entonces, señala el documento que resultó de la reunión entre el viceprimer ministro cubano, Ricardo Cabrisas, principal negociador de su deuda externa, y Emmanuel Moulin, director general del Tesoro y presidente del Club de París.

Cabrisas achacó los impagos al “recrudecimiento sin precedentes del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos y el impacto de fenómenos asociados al cambio climático y de la pandemia de covid-19”.

Cuba firmó en 2015 un histórico acuerdo con el Club de París, que le condonó 8.500 millones de dólares de una deuda total de 11.000 millones con el compromiso de pagar en plazos el importe restante hasta 2023.

La Habana incumplió parcialmente sus obligaciones en 2019, y en 2020 se declaró incapaz de asumir la cuota en su totalidad.