En el encuentro empresarial “Impulsa”, liderado por la Cámara de la Producción y del Comercio (CPC Biobío), el ministro de Hacienda, Mario Marcel, se refirió al escenario actual que están atravesando las empresas y emprendimientos, y en particular a la reforma tributaria y las indicaciones que se incorporarán.

En ese sentido, el jefe de la cartera, aseguró que “vamos a tener un conjunto de indicaciones lo más concordadas posibles con los asesores técnicos de los parlamentarios. Y al mismo tiempo, estamos teniendo conversaciones con las organizaciones de las pequeñas empresas, con el Consejo Minero, con la Confederación de la Producción del Comercio, entre otras”.

Sobre esa base, indicó que, “en dos o tres semanas más esperamos tener un proyecto fortalecido y reforzado que incorpore mucho del dialogo que ha habido en torno a la reforma y que siga respondiendo al os objetivos que hemos fijado”.

Uno de los primeros cambios que se harán a la reforma, según lo que expuso el ministro Marcel, tiene relación con el impuesto a la renta. Explicó que “se cambiará la base de este impuesto a la retención en las empresas, en las sociedades de carácter pasivo. Se modificará la base al 22% de las utilidades retenidas, es decir, al componente de impuesto”.

En materia de inversión, Marcel señaló que “vamos a incorporar mecanismos de depreciación instantánea o depreciación más acelerada para incentivar las inversiones. Eso lo vamos a aplicar por un período limitado de tiempo, porque en el caso de la inversión lo importante no solo es que una inversión sea rentable, si no que se materialice”.

Asimismo, dijo que, “vamos a introducir un fondo de créditos tributarios que se van a entregar a empresas por proyecto de inversión que tengan un efecto multiplicador particularmente significativo”.

Ley de rentas regionales para fin de año

En esta oportunidad, el ministro de Hacienda también se refirió a los alcances y plazos de la ley de rentas regionales. En esa línea, señaló que “cuando trabajemos la ley de renta regional, en la estructura de ingresos va a haber transferencias condicionadas, para ciertos propósitos, otras no condicionadas, y también, ingresos propios”.

“Las regiones van a tener distintos niveles de autonomía, en las condicionadas tendrán que responder a distintos propósitos del Gobierno nacional, en otras buscaran acuerdos y complementación con otros niveles de Gobierno, y en otras serán proyectos que la región se planteará en función de sus alternativas y posibilidades de desarrollo”, agregó.

Respecto a los plazos, afirmó que, “esperamos tener el proyecto a fines de este año, con seguridad va a tomar un tiempo su tramitación legislativa, pero esperamos que los parlamentarios sean receptivos”.

“El hecho de que esto se vaya hacer a final de año, también va poder recoger el resultado del Plebiscito, porque en la propuesta de nueva constitución hay una serie de temas adicionales respecto a la autonomía financiera de los gobiernos regionales, que no están en la constitución actual”, finalizó Marcel.

/psg