El cambio climático y la mega sequía que afectan al país, han generado algunos cambios en la producción agrícola de la Región de Valparaíso, una de las más expuestas a estos embates de la naturaleza. Si bien, a nivel nacional la superficie frutícola ha tenido un importante avance en la última década (28,7%), ésta ha experimentado una baja en dicha región (3,5%).

Según datos de Odepa, las principales especies que han disminuido son palto (-7,7%), limonero (-18%), naranjo (-36,8%.) y olivo (-23,9%). Por otro lado, las especies que han registrado alzas en el mismo período son nogal (113%), mandarino (223%), y almendro (34%).

Las razones que explican esta disminución, son “el cambio climático, lo cual va más allá de la menor precipitación, la escasez de mano de obra, cambios en las preferencias de los consumidores y la aparición de nuevos países competidores”, indicó el documento de Odepa.

“Esto nos ha obligado a adaptarnos a esta situación y buscar alternativas frutícolas menos demandantes de agua y de mano de obra, junto con la búsqueda de alternativas más competitivas tanto en los mercados nacionales como internacionales”, dijo a Pulso la ministra de Agricultura María Emilia Undurraga.

El caso de las paltas

En cuanto a las exportaciones de palta, limón, nueces y mandarina, estas han tenido un alza de valor en la última década, mientras que ha habido una baja de las exportaciones de duraznos procesados y uva de mesa.

“Se evidencia un aumento en las ventas de las paltas, que pese a presentar una disminución en el volumen exportado, el considerable incremento del valor y precio FOB en los mercados de destino, se explica entre otras causas por la mayor valorización y preferencia del consumidor a nivel internacional respecto a los beneficios nutricionales del producto, así como también, la estrategia de promoción realizada por los principales países exportadores”, sostuvo la secretaria de Estado.

/