El mercado laboral sigue sin lograr despegar, pese a las señales que deberían apuntar hacia mejores números. La oferta y la demanda parece aún no logran encontrarse y datos publicados hoy parece refrendarlo.

El Banco Central informó que su Índice de Avisos Laborales en Internet llegó en junio a 92,11 puntos, su mayor nivel desde noviembre de 2015, subiendo 8,1% respecto a mayo y 233% respecto de junio de 2020, cuando la pandemia golpeaba con más fuerza. Este indicador, en general, da cuenta de un comportamiento similar a lo que pasa con los datos de empleo asalariado de la Encuesta de Empleo del INE, aunque con un rezago, que puede ser típicamente mayor a un mes, debido al tiempo que demoran las plazas en ser llenadas.

Made with Flourish

Sin embargo, eso no ha ocurrido en esta ocasión. De hecho, desde el sector privado han indicado que ha pesar del aumento de las ofertas, no han podido llenar los cupos disponibles.

Otro indicador que también apoya este escenario de “escasez relativa” de mano de obra lo entregó hoy el INE, con los datos de remuneraciones a mayo. De acuerdo a la entidad, las remuneraciones reales -descontando la inflación del período- registró en mayo un alza en 12 meses de 2,1%, mientras el índice nominal escaló 6,3%. Los índices llevan un año mostrando alzas, pero los empleos siguen estancados.

De acuerdo al último dato de la encuesta de Empleo del INE aún hay más de un millón de empleos perdidos en relación a los que habían antes de la pandemia (en enero de 2020). Tomando en consideración solo los trabajadores asalariados del sector privado, aún restan por llenarse 616 mil plazas desde su peak de inicios del año pasado. Es más, al revisar los ocupados totales, ajustados por estacionalidad (es decir, quitando los efectos tradicionales que meses distintos tienen sobre el mercado laboral), en los últimos dos meses, en vez de crearse, se han perdido cerca de 66 mil empleos.

Francisco Torres, de la empresa consultora de Recursos Humanos Randstad, indica que “a nivel general, las oportunidades laborales no han bajado en lo que va de pandemia, sino que todo lo contrario. Así, al aumentar la demanda de colaboradores, quienes buscan empleo han podido elegir entre más de una opción, siendo la renta, el horario y la ubicación geográfica factores relevantes a la hora de tomar una decisión”.

Pero muchos trabajadores aún no están en el mercado laboral. “Los datos son muy claros en mostrar que cuando hay cuarentenas masivas se genera una salida de personas de la fuerza laboral y que en cuanto se empiezan a levantar las restricciones a la movilidad, inmediatamente comienza a recuperarse la participación laboral. En esta segunda ronda de cuarentenas masivas ha vuelto a caer la fuerza laboral. Si comparamos marzo-mayo de 2021 con diciembre 2020-febrero 2021 (previo a la segunda ronda de cuarentenas masivas) vemos que los inactivos aumentaron en 220.672″, indica Juan Bravo, director del Observatorio del Contexto Económico de la Universidad Diego Portales.

/